Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Desde 2012 se detectaron los problemas del HPS

CULIACÁN

El objetivo que se ha planteado la autoridad es el de convertir al Hospital en el mejor de su ramo en el país.

Este año se espera iniciar la construcción de nuevas instalaciones.

Por la calidad de sus servicios atiende a seis estados.

Culiacán, Sinaloa.- Aun cuando ya concluyó la primera etapa de la auditoría aplicada a la administración del Hospital Pediátrico de Sinaloa, aún no se aplican sanciones, pero estas no se descartan considerando el desorden administrativo con el que operaba, señaló el jefe de la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas, Juan Pablo Yamuni Robles.

El funcionario estatal dio a conocer que el Consejo Rector de Organismos Descentralizados del Gobierno del Estado, se dio cuenta que en el Hospital Pediátrico había problemas a finales del 2012 cuando, al hacer reajustes presupuestales, las quejas del personal los hizo voltear a la institución "pero más ahora, en 2013", cuando se hicieron los ajustes presupuestales y se designó un nuevo patronato.

Los antecedentes. Juan Pablo Yamuni Robles, señaló que las sospechas de que podría haber una mala administración o falta de control en el Hospital Pediátrico surgieron desde fines del año 2012, a la hora de hacer las asignaciones presupuestales y que hubo reclamos del personal porque no les alcanzarían los recursos, lo que hizo se pusiera atención en el nosocomio de cómo se ejercían los recursos.

"Cuando empieza a haber falta de recursos financieros, cuando hay un dolor en el presupuesto del hospital, antes de decir "sale, te autorizo", o más bien, como hubo una restricción de los recursos financieros en todos los organismos del Gobierno del Estado, al momento de aplicárselos también al hospital, hubo una reacción más difícil, más intensa y eso, obviamente, nos obliga antes de autorizar presupuestos adicionales, a asegurarnos que el presupuesto está muy bien ejercido".

Y los mayores problemas surgieron a mediados del año 2013 cuando las revisiones superficiales realizadas llevaron a ahondar las sospechas, por lo que en el mes de agosto se decidió renovar a los integrantes del patronato y en el mes de septiembre, se acordó la realización de una auditoría que, concluida en el mes de noviembre, vino a confirmar la falta de claridad y eficiencia en el manejo de materiales, la contratación de servicios. Se tenía un plan de organización y manejo de almacén obsoleto por caduco y como consecuencia, las pérdidas y el que el presupuesto de cada año, simplemente, fuera insuficiente.

Como ejemplo, de parte de las faltas detectadas, Yamuni Robles mencionó que, "las adquisiciones eran autorizadas por firmas no autorizadas...se compraban los medicamentos en base a la experiencia del personal de la farmacia".

Yamuni Robles consideró que, quizá, el Hospital Pediátrico de Sinaloa "es víctima de su propio éxito", porque debido a la calidad del servicio que llegó a brindar, empezó a crecer y a satisfacer la demanda de pacientes provenientes, no sólo de la entidad, sino de Sonora, Baja California y otras entidades.

"Es un hospital modelo, creo que son seis o siete estados y eso lo convierte en una carga financiera y cuando no tienes, que el volumen es pequeño, pues de repente no se nota pero cuando de repente el volumen se incrementa y los recursos no existen para incrementar los presupuestos, es cuando empieza a sufrir la institución, fue por eso que se decidió hacer una cirugía mayor al hospital".

De momento, agregó, no se han aplicado ni se tienen por aplicar sanciones contra el personal del Hospital Pediátrico, pero aseguró Yamuni Robles que el tema de las responsabilidades administrativas aún no está cerrado.

Inconcebible escasez en un Hospital. Es inconcebible que instituciones de salud, y particularmente el Hospital Pediátrico de Sinaloa, padezcan escasez de insumos y particularmente de medicamentos, por lo que, desde el Legislativo, se aprobó un incremento del 25 por ciento a su presupuesto, pero se ha de vigilar su correcta aplicación, particularmente luego de que se detectaran problemas administrativos, señaló el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Sexagésima Legislatura, Jesús Enrique Hernández Chávez.

"Estamos total y absolutamente de acuerdo para que el Sector Salud y especialmente el Hospital Pediátrico, cuente con los elementos suficientes e indispensables para que el servicio se mejore en todos los órdenes".

Por esta razón, al momento de realizar la revisión de las cuentas públicas, la del Hospital Pediátrico pudiera ser ampliamente revisada.

"Seguramente son puntos que tendremos que revisar y también obrar en consecuencia."

En tal sentido, abundó el legislador, se apoyan las medidas que ha implementado el Poder Ejecutivo para mejorar el servicio médico y garantizar la plena transparencia de los recursos.

De momento, precisó el legislador, no se ha recibido la solicitud del titular del Poder Ejecutivo para modificar el régimen jurídico del Hospital Pediátrico pero, se estará al pendiente, para en cuanto esta se reciba se le dé trámite inmediato y facilitar las gestiones que le permitan al nosocomio estar en condiciones de personalidad legal para que pueda ser beneficiario de diferentes fuentes de financiamiento.