publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Detenciones las hacen con tintes políticos: FAS

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- La detención de funcionarios y la investigación de otros exempleados del Gobierno del Estado de Sinaloa es por cuestiones de rencores políticos y de castigo, señaló José Antonio Rodríguez Alcántar, asesor jurídico de la Federación de Abogado de Sinaloa (FAS).

"Si quiere hacer (Mario López Valdez) una verdadera justicia, que empiece por su propia casa, que empiecen con los mismo de ellos y verán cómo salen a relucir muchas anomalías."

En ese sentido, argumentó que existen hechos y casos en donde el gobernador de Sinaloa debería de actuar y no ha actuado.

Tintes políticos.Por su parte el expresidente de la Federación de Abogados de Sinaloa (FAS), César Luis Vea Vea, coincidió en que la detención de los funcionarios del Gobierno del Estado tiene tintes políticos y mediáticos.

Cuestionó que por qué el Gobierno de Sinaloa hace una persecución de personas que pertenecieron a la anterior administración y a los funcionarios de la actual administración no se les investiga. "Acaso están haciendo bien las cosas y por eso no se les investiga... de tal suerte que crean que son los funcionarios más honestos que tienen en la actual administración. Debe de ser parejo esto, creo que el gobierno de Malova se debe de caracterizar por eso, por el cambio que prometió", expuso el representante de los abogado de Sinaloa.

Chivos expiatorios.Vea Vea insistió en que el gobierno de Mario López Valdez no debe de buscar chivos expiatorios.

"Yo no quiero decir con esto que a la mejor no se dieron ese tipo de irregularidades, verdad, sí las hay; pero también si les espulgamos a las instituciones y funcionarios actuales también hay, y es ahí en donde debe de actuar de manera pareja", manifestó el expresidente de la Federación de Abogados de Sinaloa (FAS).

Por último, el asesor jurídico de la Federación de Abogado de Sinaloa sostuvo que los funcionarios deben de vivir con la medianía en que su salario le permita. (Ernesto Montoya)