Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Culiacán

Detienen a Misael Torres, hijo de "El JT"

CULIACÁN
Avatar del

Por: EL DEBATE

Culiacán, Sinaloa.- Todo se llevó a cabo en minutos y de acuerdo a lo planeado por los estrategas militares.

En punto de las cuatro de la mañana de ayer, varias camionetas con miembros de grupos élite de la Secretaría de la Defensa Nacional llegaron al residencial Camino Real, que se ubica al oriente de la ciudad.

El convoy se estableció en el bulevar San Juan Diego, acceso principal del sector habitacional, para luego sitiar la calle San Lucas.

No había escapatoria, ya que la calle está cerrada y la única salida estaba llena de miembros del Ejército.

La captura. Sin dar tiempo a que los moradores de la casa marcada con el número 4137 reaccionaran, los soldados irrumpieron en el domicilio.

Tras tener la situación bajo control, se llevaron a varias personas, dejando tras de ellos un fuerte despliegue militar en la zona.

De manera extraoficial se dice que el arrestado es Misael Torres Urrea, también conocido como "El M2", hijo del narcotraficante Javier Torres Félix, alias "El JT", quien se encuentra preso y en espera de ser dejado en libertad.

Pequeño percance. Vecinos del lugar comentaron que tras la llegada de los militares, un taxista chocó con una de las camionetas, y al parecer intentó darse a la fuga, ya que se escuchó un disparo, supuestamente para que se detuviera.

Después de eso no se escuchó nada extraño, ni gritos, ni golpes, ni carros saliendo a toda prisa del lugar.

El relevo. No pasaron 30 minutos desde que el personal castrense había ingresado al residencial Camino Real, cuando al lugar llegaron más vehículos militares con soldados que venían a reforzar las acciones.

Poco después, en un convoy escoltado por varios Hummer artillados, unas camionetas doble cabina se retiraron por la carretera Sanalona rumbo al poniente.

La presencia de soldados continuó en el sector el resto del día.

Diligencias. Horas después, al lugar llegaron criminalistas federales en dos camionetas Volkswagen Amarok de color blanco, equipadas con torretas y un camper de acero inoxidable.

Tras ponerse guantes y recolectar su equipo, se introdujeron a la casa.

También revisaron la camioneta Ford F150 color azul metálico de modelo reciente y sin placas, que estaba estacionada al exterior de la casa.

>

Durante varias horas permanecieron en el lugar.

Parte del equipo se retiró, pero volvió al poco tiempo para seguir con los trabajos periciales.

Morbo y temor. El bulevar San Juan Diego pasó de ser el principal acceso a un residencial de clase media alta, a una de las vialidades más transitadas de la ciudad.

Cientos de vehículos pasaban por el sitio a baja velocidad, ya que sus conductores y ocupantes no querían perder detalle de lo que pasaba.

Apostados en distintos puntos de la calle había varios grupos de soldados, así como cinco patrullas militares, dos de ellas sobre la calle San Lucas, tres más por el bulevar.

Algunas personas pasaban por el sitio por cuestiones de trabajo o porque eran vecinos del sector, mientras que muchas otras, por no decir que la mayoría, lo hacían por morbo.

Hubo quienes hasta con cierto temor se paraban a preguntar qué pasaba, al notar a camarógrafos, fotógrafos y reporteros "atrincherados" junto con el grupo de soldados.

Algunos vehículos pasaron en repetidas ocasiones, sin detenerse, mientras eran observados por los uniformados, quienes parecían no inmutarse, pero sin dejar de estar alertas.

Salvo por la presencia del personal militar, los habitantes del sector continuaban con su rutina diaria, sin ser molestados.

Sólo le marcaban el alto a algún vehículo que para los ojos de los soldados era sospechoso, pero de inmediato lo dejaban continuar hacia el interior de la calle San Lucas.

Otro cateo. Además de las acciones llevadas a cabo por parte de la milicia en el residencial Camino Real, en la colonia Chapultepec también fue "reventada" una casa.

Por la calle Catedráticos, un operativo conjunto entre agentes federales y personal del Ejército se llevó a cabo.

Los uniformados se introdujeron a la casa marcada con el número 432 y ahí duraron gran parte del día.

De manera inusual, quienes estaban dentro de la residencia podían entrar y salir a pie sin que nadie se los impidiera.

De momento ninguna autoridad ha confirmado la captura de Misael Torres Urrea, el "M2", o si las incursiones por parte de los militares tengan que ver con la captura de Héctor Beltrán Leyva, líder del cártel que lleva sus apellidos, el cual es enemigo del cártel de Sinaloa, organización a la que pertenecen los Torres.

De igual forma en la colonia Chapultepec también estuvo una casa custodiada por los elementos del ejército.

En esta nota:
  • militares
  • ejército
  • javier torres jt
  • misael torres
  • culiacán
  • cateos
  • narcotráfico
  • detenido