Culiacán

Detienen a tres por venta ilegal de medicamentos en Culiacán

Tres personas fueron detenidas cuando se encontraban vendiendo medicamento ilegalmente en un tianguis de Culiacán

Por  El Debate

El puesto donde el pasado martes se vendía medicamento.(Foto: El Debate)

El puesto donde el pasado martes se vendía medicamento. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- La Secretaría de Salud detectó tres puntos de venta ilegales de medicamentos en el tianguis ubicado en la colonia Laureles Pinos, junto al sector 21 de Marzo, y el mismo número de personas fueron detenidas.

Este hecho se registró a las 11:00 horas de ayer. Antes de la captura, uno de los vendedores tenía instalado su puesto al lado del arroyo, y vendía de forma normal. 

El secretario de Salud,  Efrén Encinas, comentó que tras la denuncia realizada por EL DEBATE de que afuera del Hospital General de Culiacán se vendían medicamentos de manera ilegal, se intensificó la búsqueda para dar con este mercado negro.

El medicamento asegurado ayer tras la detención de los vendedores será objeto de análisis para verificar si realmente tiene la fórmula y la cantidad indicada en la caja, se revisará la caducidad; pero independientemente de que fueran productos originales, no se deben vender en la vía pública ni sin receta médica, dijo el funcionario.

Algunos de los medicamentos que vendían. Foto: El Debate

La denuncia por parte de  personal de Servicios de Salud se interpuso ante la Fiscalía General de la República (FGE) desde el pasado martes, y era contra quien resultara responsable de la venta ilegal de medicamentos. Las tres personas detenidas fueron consignadas ante la FGE.

El secretario de Salud llamó a la ciudadanía a no comprar medicamentos que se oferten en la vía pública porque es un riesgo para la salud.

La venta

En dos mesas, y ante la vista de todas las personas que recorrían el tianguis ubicado por la avenida Terrones, en la colonia Aquiles Serdán, el pasado martes un hombre de aproximadamente 50 años exhibía y vendía diversos medicamentos. Cientos de cajas estaban bien acomodadas y algunas de ellas tenían los precios marcados con plumón, lo que llamaba la atención de las personas.

Entre las medicinas que vendía estaba la caja de risperidona con 40 tabletas a 55 pesos, olanzapina con 14 tabletas a menos de 100 pesos. También tenía medicamentos para la presión, el dolor, diabetes, gripe y para la infección.

Eran muchas las personas que se acercaron a comprar, entre ellas adultos mayores, y se comprometían a regresar.

EL DEBATE comparó los precios de esos medicamentos en farmacias establecidas y pudo percatarse de que el ahorro era de más del 50 por ciento. El mismo vendedor de este tianguis recorría otros, fue lo que dijeron algunas personas.

Esta persona, quien daba un trato amable, explicaba para qué servía cada uno de los medicamentos, y todos los vendía sin receta de por medio.

Se descubre el mercado negro de la medicina

Tras una denuncia anónima, EL DEBATE se enteró de que fuera del Hospital General se vendía medicamento de forma ilegal. Una pareja usaba una camioneta como farmacia ambulante, luego se detectó que en los tianguis también existía este mercado ilegal.