Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Diez votos por el Archi

CULIACÁN

Culiacán, Sin. Gildardo Velázquez, más conocido por el Archi, es una figura emblemática para quienes somos adictos a la lectura. Estas líneas no son imparciales, van cargadas con el gran afecto que siento por el Archi desde que lo miré llegar, hace muchos años, al Grupo de Teatro del entonces DIFOCUR.

Al dejar el gobierno de Sinaloa Alfonso G. Calderón Velarde, a los incipientes actores nos echaron de la cultura y algunos agarramos para la UAS, otros para Calzapatto, algunos más para pollibrasas y los menos para la Carta Blanca. Al tiempo supe que el Archi se hallaba en el Parque Revolución haciendo lo que por cuatro años hicimos en todo Sinaloa: ofrecer cultura a la población de bajos y medianos recursos económicos. Sí, pues, el Archi ponía libros al alcance de las necesidades de estudiantes y de viciosos empedernidos del viejísimo arte de leer.

Por eso, estos diez votos son para que el Mtro. Juan Avilés y los funcionarios interesados, intercedan para que el Archi, recupere su lugar (el físico y el cultural) en la Plazuela del Parque Revolución y le permitan continuar con su noble tarea de propiciar la lectura en Sinaloa; labor que ha realizado con más éxito que varias dependencias oficiales, con mejores instalaciones y mayores recursos financieros.

Van los diez votos para que el Archi vuelva al sitio que ocupaba o lo instalen en la Plazuela Álvaro Obregón, a un costado de la nueva biblioteca municipal.

1° El Archi es mi amigo y por eso abogo por él.

2° Por años, el Archi brindó cultura popular, literaria y científica a un costo inferior al que las librerías ofrecían a los estudiantes y lectores de Culiacán; nomás por eso habría que hacerle un Reconocimiento Municipal.

3° El Archi se volvió figura icónica de la Plazuela del Parque Revolución. Es más conocido, incluso, que la estatua de La Locha. Si a ella la hubieran cambiado de lugar, se le extrañaría, quizá, menos que al Archi.

4° El Archi conoce de libros y asesora a quienes se acercan a su puesto. Es un promotor cultural sin costo adicional para las Direcciones de Cultura y la de Educación del Ayuntamiento, quienes deberían de arroparlo y de procurarle apoyos para proseguir su labor.

5° Con el debido respeto, el Archi es más conocido por quienes leemos que los propios funcionarios de Salas de Lectura, Clubes Literarios y demás oficinas que, sin demeritar su actividad, no igualan la incidencia popular del Archi en el imaginario colectivo de los lectores culiacanenses.

6° El Archi es un producto cultural hecho por sí mismo; los responsables de la educación y la cultura municipal deberían de observarlo y de abrevar en su ejemplo, para derivar algunas incidencias y ofrecerlas en sus cursos, talleres y diplomados acerca de cómo apropiarse de la lectura y de propagarla entre los demás. Él es vivencia en acción y no parámetros vacíos en programas bien estructurados.

7° El Archi es un micro empresario con sensibilidad comercial. Acerca los productos culturales y toma lo indispensable para mantener a su familia. ¿Qué más se le puede pedir a quien lucha por ser un comerciante digno y apreciado por la comunidad a la que sirve?

¿A quiénes hemos escuchado pedir que retiren al Archi del sitio que ocupaba en la Plazuela? ¿A los transeúntes, porque les estorbaba? ¿A los estudiantes porque les vendía caro? ¿A los dueños de los negocios aledaños, por ser competencia desleal? ¿A la sociedad culiacanense, por pensar que afeaba la Plazuela? ¡A nadie, verdad! ¡Ah, pos, entonces, devolvámosle su lugar!

El Achi tiene familia. Sus hijos están orgullosos de su padre y de la encomiable tarea que desarrolla. Permítanle seguir siendo un eficiente promotor de la lectura, un digno y ejemplar microempresario, un feliz padre de familia y un culichi honesto que organizó una linda manera de vivir y de servir a su comunidad.

10° Y, lo repito, voto porque apoyemos al Archi porque, además de los votos expuestos, el Archi es mi amigo. Y la amistad en un buen pretexto, el mejor, tal vez, para abogar por quienes requieren se les apoye sin restricciones.

Atentamente

José Manuel Frías Sarmiento

[email protected]

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/like.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fperiodicoeldebate%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;layout=button_count&amp;action=like&amp;show_faces=false&amp;share=true&amp;height=21&amp;appId=154691658064818" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:21px;" allowTransparency="true"></iframe>

<a href="https://twitter.com/ELDEBATE" class="twitter-follow-button" data-show-count="false" data-lang="en">Follow @twitterapi</a>

<script>!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src="//platform.twitter.com/widgets.js";fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,"script","twitter-wjs");</script>