Culiacán

Disminuye número de reos en la cárcel en últimos años en Sinaloa

Disminuye número de reos en las carceles de Sinaloa durante los últimos años 

Por  Angelina Corral

Disminuye número de reos en la cárcel en últimos años en Sinaloa(Foto: El Debate)

Disminuye número de reos en la cárcel en últimos años en Sinaloa | Foto: El Debate

Sinaloa.- Pese al gran número de delitos de alto impacto, así como de los no graves cometidos, el número de reos en los penales del estado se redujo de forma significativa del 2015 a la fecha. Esto justo desde que se implementó el nuevo Sistema de Justicia Penal. 

De acuerdo con datos obtenidos vía acceso a la información pública, en 2014 había 7 mil 647 personas recluidas en los penales de Sinaloa; para el 2015 había 514 menos; del 2015 al 2016 quedaron en libertad 1615 reos; en 2017 había 645 reclusos menos que en 2016; y en 2018 la cifra disminuyó otros 384. Mientras del 2014 al 2018 quedaban menos reos en las prisiones, en el estado se robaron 28 mil 081 vehículos, asesinaron a 5 mil 832 personas y se registraron 880 violaciones sexuales. 

El inicio

Fue el primero de junio del 2015 cuando el nuevo Sistema de Justicia Penal se implementó en el estado. Con el mismo, quienes cometen delitos considerados como no graves tienen el beneficio de llevar el proceso de investigación o juicio en libertad. Se privilegia la reparación del daño, explicó el abogado penalista Leonel Aguirre Meza.

Por esta razón, en los penales cada vez hay menos reos, y se espera que en unos años haya muchos menos, detalló. Pese a la percepción ciudadana de que no funciona el nuevo Sistema de Justicia Penal, tiene grandes beneficios para el estado y las personas que cometen delitos menores.

Ilustración El Debate

Anteriormente, a una persona que era detenida por robarse una motocicleta o un automóvil automáticamente se le dictaba prisión preventiva. Ahora, si durante el hecho no hubo violencia ni lesionados, los presuntos delincuentes pueden negociar con el agraviado y llegar a un acuerdo.

Con esto, a la víctima se le pagan los daños, y el estado se ahorra grandes cantidades en el pago de personal de defensoría de oficio, custodios, secretarias, luz, energía eléctrica, comida, entre otros gastos.

Sin embargo, existe el riesgo de que al salir bien librado y quedar sin antecedentes el delincuente vuelva a cometer otro ilícito, detalló el abogado. 

Este nuevo sistema también obliga a policías, peritos, investigadores y ministerios públicos a prepararse más y a realizar mejor los procedimientos, porque un pequeño error que cometan pueden dejar a un delincuente en libertad, aseguró Aguirre Meza. 

Impunidad

Claudia Quesada, madre de Sebastián Quesada, de 13 años, asesinado a puñaladas el 26 de marzo del 2018 en Mazatlán, consideró que por este nuevo Sistema de Justicia Penal los tres menores de edad señalados como responsables de quitarle la vida a su hijo fueron dejados en libertad.

Contó que la defensa y el juez se valieron de los beneficios que los implicados podían recibir, así como también de las deficiencias en las investigaciones realizadas por el personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado para que los presuntos responsables no pagaran por lo que hicieron y el caso quedara en la impunidad.

A ella no le extraña que en los penales vaya disminuyendo la población, porque los criminales son dejados en libertad, y muchos de ellos son más peligrosos al saber que burlaron el sistema de justicia. 

Son muchos los ciudadanos que consideran que este nuevo Sistema de Justicia Penal está más a favor de los delincuentes que de las víctimas, ya que son muy pocas las carpetas de investigación que terminan en sentencias condenatorias.