Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Divide opinión de políticos, legalización de mariguana

DEBATE

Culiacán, Sin.- Es un tema sensible. La legalización de la mariguana, para muchos gobernantes y partidos, ni siquiera debe ser discutida, aunque para otros, Sinaloa está obligado a entrar en una discusión, por ser una entidad con una fuerte producción de este tipo de enervante.

La mayoría de los funcionarios están en contra, otros más decidieron no entrar en la polémica que hoy está en la agenda nacional.

Para funcionarios como el gobernador, legalizar el uso del cannabis no tiene "vuelta de hoja". El mandatario está en completo desacuerdo con esta medida, aunque en ciudades como el Distrito Federal hoy se discuta en su asamblea.

Mario López Valdez está seguro que no es la mejor decisión y califica como "perder el tiempo" el tratar de analizar esta posibilidad.

Consciente de que no puede reprimir a quienes quieran debatir este tema, en una entrevista con EL DEBATE, López Valdez dejó en claro su posición.

"En contra, totalmente", acotó.

A lo que añadió: "Sin embargo, no puedo reprimir a los distintos actores, sectores de la sociedad, o a los otros poderes, pero mi posición es un rotundo no".

El alcalde de Culiacán, Sergio Torres Félix, se suma a la postura del gobernador, por considerar que despenalizar este estupefaciente traería más perjuicios que beneficios para la población.

El presidente dice que este tema es un asunto de salud y de seguridad, donde está comprobado que las personas que consumen cannabis alteran su comportamiento humano.

"Mucha gente, bajo el influjo de las drogas, asalta, roba, comete delitos, por lo que estoy 100 por ciento en contra de la legalización", refirió.

Una manera de contrarrestar, afirma, es que los gobiernos inviertan en campañas de valores y se construyan y rescaten espacios deportivos y culturales.

Mario Valenzuela López, alcalde de Badiraguato, municipio que ha sido cuna de los más importantes narcotraficantes, dio su rotundo rechazo a esta posibilidad.

"Las drogas, en el sentido que sean, son un delito; no podemos agarrar la escuela de Estados Unidos, que para mí son los gigantes de la droga. Acuérdese que manejar 'mariguano' significa somnolencia y puede generar accidentes, o se trastorna la gente que la consume; puede general violencia física, violación, asesinatos. Es una aberración quien proponga la legalización de la mariguana", señaló.

El que se suma a su rechazo es Samuel Zacarías Lizárraga, alcalde de Cosalá, aunque admitió estar abierto a una discusión seria.

"Debe de hacerse una discusión seria, alejada de posturas partidistas", afirmó.

"Si te dijera, personalmente, no estoy de acuerdo con la legalización".

Pero hay quienes no están definidos. Miguel Calderón Quevedo, alcalde de Navolato, propone abrir un debate.

El presidente municipal insistió que antes de dar una opinión personal, debe de abrirse paso a una discusión.

Por ello, propuso discutirse nacionalmente. "Si se abre en un lugar y se desatiende en otro, estaríamos hablando de legislaciones controversiales, incongruentes, porque es un tema de comercio internacional, no local", aseguró.

Por su parte, el presidente de Mazatlán, Carlos Felton, dijo que la despenalización es un asunto que a nivel nacional debe debatirse, y donde los especialistas en el tema deben exponer los casos de éxito, pero también los de fracaso en esta materia.

Sostuvo que México está "en pañales en la discusión de asuntos complicados como la legalización del uso de la mariguana o el aborto. "Yo estoy a favor de que haya un debate, de que en México no le sigamos teniendo miedo a situaciones complicadas. Hablar de aborto, de consumo de drogas, son temas que se tienen que debatir y analizar posibles caminos a seguir para buscar una solución", añadió.

Ante esta polémica en el país por la legalización de la mariguana, Alfredo Vizcarra, presidente de Concordia, dijo que estaría de acuerdo con su aprobación para el consumo humano, sólo si fuese condicionada con fines medicinales.

Explicó que la aprobación de este enervante debe de estar ligada a un censo ciudadano, donde las personas expliquen por qué debería de aprobarse su consumo, o por qué no.

Señaló que la valoración de esta droga debe de ser guiada bajo restricciones sociales, para no aumentar su consumo en la ciudadanía.

Cerrazón. Quien ni siquiera le entró al tema fue el presidente municipal de Guasave, Armando Leyson Castro, quien dijo estar ajeno al tema de la despenalización del uso de la mariguana.

Con evasivas, contestó: "De la legalización de la mariguana, no, a mí no me enredes".

"No, en ese tema yo estoy ajeno porque es un tema muy complicado, que apenas cada quién sabrá y yo respeto a quien esté a favor y a quien esté en contra del tema".

Partidos. En los institutos políticos no hay un consenso.

La presidenta del PRI, Martha Tamayo Morales, reconoció que su partido tiene temas más importantes que discutir, y en ellos no está la legalización del cannabis.

"Yo creo que sería muy desaventurado de mi parte decir que en el PRI 'pensamos esto', porque yo no soy dueña de ninguna verdad que represente a la mayoría de sus partidos".

Como madre de familia, dio su rechazo, por no existir estructuras de prevención de adicción eficaces que permitan legalizar la droga.

El presidente del PRD, Heriberto Arias Suárez, insistió que Sinaloa no puede rehuir al tema, considerando que es una entidad que padece de una violencia generada por narcotraficantes con la venta de drogas.

Afirmó que abrir una discusión es analizar la comercialización y la implementación de un sistema de atención a los adictos.

El PAN rechazó la posibilidad de hacer legal el consumo de esta droga, aunque, como el resto, no está cerrado a la posibilidad de un debate plural.

El líder del blanquiazul, Edgardo Burgos Marentes, dijo que tomar una decisión debe depender de un análisis de todos sectores.

"Nuestra postura, clara y definida, es que no estamos de acuerdo con la legalización, creemos que no va a solucionar el problema de la legalidad, que es uno de los factores por los cuales se abre esta posibilidad; pero, por lo contrario, sí puede fomentar las adicciones a este enervante", consideró.

"No encontramos ningún beneficio en la legalidad de la mariguana. Nosotros creemos que son más los males que se pueden producir, que los beneficios; no es la salida para bajar la ilegalidad", dijo.

Leobardo Alcántar, dirigente del Partido del Trabajo, propuso que sea la ciudadanía la que mande y analice, y no se deje a consideración de las autoridades o partidos.

Al aceptar que el PT no tiene una postura, propuso la realización de foros con expertos en la materia, donde a través de un plebiscito se decida.

"Nosotros estamos con el pueblo, y lo que diga el pueblo, eso se va a hacer", acotó.