Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

"Don Cachito" un personaje extraordinario

CULIACÁN, SIN

"Don Cachito" un personaje extraordinario

"Don Cachito" un personaje extraordinario

César Gaxiola "Don Cachito" excéntrico personaje que recorre todos los días las calles del Centro Histórico de Culiacán, afamado por su vestimenta roja y amarilla, una tarde pausó sus ventas de cachitos de lotería para echar la platicada con el periódico ELDEBATE, y además preparar los sagrados alimentos con el chef José Luis Cristerna. A sus 85 años de edad tiene mucho que contar, más allá de que ve a los muertos, y decir que es un iluminado, tiene una memoria de elefante.

>"Don cartero".

Platica que en 1940 estudiaba en el hoy extinto rancho de Cogota, Elota (donde nació) y tenía que asistir a un portal de quien se acomidiera a prestarlo, porque no había espacio para la enseñanza; a los años se construyó una primaria con ramas y cartones. Llegó hasta sexto año de primaria, "a saltos" y con todo y que dijo que fue mal estudiante, logró conseguir un trabajo en correos, en el cual laboró como auxiliar y también llevando cartas a su destino, hasta que cumplió 30 años de servicio y se jubiló. Lo de vender cachitos lo hacía a la par, pues había que mantener a 12 hijos: 9 mujeres y 3 hombres, "a mis hijos traté de darles aunque sea techo, comida y estudios", es lo que dice Don César Gaxiola, que ha vendido tres premios mayores, uno de los afortunados supo invertir bien su dinero y puso uno de los negocios de los Aispuro pollos.

>La reunión familiar. Vive en el centro de la ciudad, por la calle Rosales, en una casa que compró y pagó durante 15 años a través del Issste. "Es una casa grande donde se reúne la familia cada sábado a comer, a platicar". No sabe cocinar, pero trata en ocasiones de prepararse cualquier cosa cuando llega a estar frente a la estufa. No ve la televisión, no lee, mucho menos navega por internet, así que de su enorme popularidad en las redes sociales, por su personalidad, sólo sabe de oídas. Eso sí, le gusta la música clásica.

>Excéntrico personaje.

"Yo le paro cuando ustedes me digan", dice en entrevista, pero sin ánimos de dejar de platicar, aunque se le seca la boca y no admite un vaso de agua. Entonces continúa y habla de sus vistosos trajecitos "tengo unos 15, o más, pero los que están deslavados ya no los uso", porque claro, tienen que lucir su camisa roja y pantalón amarillo bien brillantes, si no los arrumba, o se manda a confeccionar otros. Van más de 10 años portando esa particular vestimenta, la que en gran medida le ha ocasionado su popularidad, para bien o para mal. Por ser excéntrico a los ojos de los demás, resultó excluido de la Catedral, pues llamaba mucho la atención de los feligreses cada que iba a la misa dominical, entonces ahora hace oración por su cuenta, pide por los muertos, por los vivos no: "que los vivos se las averigüen". Por otra parte, groserías y majaderías le han llovido por montón, pero él sereno, parece no preocuparle.

Casi para terminar, se le pregunta sobre el futbol, si tiene interés en ver los partidos de México, pero no, hace una mueca y dice que para nada le gusta, el que sí le gusta es el beisbol, deporte que jugaba cuando no era 'Don Cachito'.