Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Dos familias "culichis" estrenan abanicos

CULIACÁN

Dos familias "culichis" estrenan abanicos

Culiacán, Sin. Dos familias 'culichis' vulnerables reciben con alegría dos abanicos de pedestal de parte del periódico La i, en coordinación con la empresa Home Depot, al estar conscientes de estar cerca la temporada de calor y algunos hogares de la ciudad no tienen lo necesario para sobrellevar el 'calorón' que en tierras 'culichis' se siente cada año, sobre todo en los meses de julio y agosto.

Familia numerosa. La familia Rivera, de la colonia El Palmito Viejo, compuesta por seis miembros, no se da abasto desde hace años con sus dos viejos abanicos, por lo que el aparato de aspa metálica y tres velocidades que les regaló este matutino es una auténtica "bocanada de aire fresco". "Es una cosa inesperada este regalo, nunca me imaginé queme fueran a regalar un abanico, porque aquí hace mucha calor. Lo que es el mes de julio y agosto, el calor es insoportable", dijo Martha Rivera.

Con toda una vida viviendo en la calle Juan Manuel Zambada de El Palmito Viejo, Martha reconoció ser una fiel lectora de La i, mientras muestra un ejemplar del periódico. "Aquí siempre encontrarán una 'i', lo primero que veo es la policiaca y los horóscopos, después la repaso toda".

Para los niños. El techo y las paredes de hule y cartón está construida la casa que protege a la familia de Lupita Montenegro en la colonia Rotarismo, y es lo que hace que sea insoportable el calor en el largo verano, además, el viejo abanico ya no es suficiente para sus cinco chiquillos.

Ahora, después de recibir el abanico de pedestal, ya no tendrá que elegir quién duerme con abanico, si sus tres hijos o ellos como padres. "Se lo ponemos a las niñas y nosotros pues como quiera tratamos de soportar el calor, pero lo principal son las niñas.

Muchas gracias por el abanico, que nos hacía mucha falta", dijo Lupita. La sorpresa fue por demás agradable para ambas familias beneficiadas, que necesitaban los abanicos con urgencia, pues el calor ya se siente en la capital sinaloense.