Culiacán

El cristal, la droga que acaba poco a poco con los adictos

 El encargado del Consejo Sinaloense contra las Adicciones afirma que en los centros de rehabilitación se está dando apoyo a todo tipo de consumidores, entre ellos adictos a la droga sintética

Por  Hernán Alfáro

500 mujeres son atendidas en los  centros de rehabilitación, según el Cosica.(Foto: El Debate)

500 mujeres son atendidas en los centros de rehabilitación, según el Cosica. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Más de 6 mil personas con adicción a drogas ilegales son atendidas anualmente en los 133 centros de rehabilitación en Sinaloa, según números ofrecidos por Cristian Aldo Muñoz Madrid, titular del Consejo Sinaloense contra las Adicciones (Cosica), considerando, además, que la de más impacto sigue siendo el ‘cristal’. Aseguró que dicha droga sintética orienta al consumidor a que ande en las calles delinquiendo, razón por la cual se les está dando la debida atención. 

Daños 

Seis meses bastan para que una persona se vuelva víctima del ‘cristal’, dijo el funcionario estatal, agregando que jóvenes de 18 a 30 años son el principal objetivo. 

Aldo Muñoz añadió que estas personas empiezan a perder peso y tienden a aislarse de su entorno familiar y amistoso: “El consumo causa deterioro cognitivo, mental, físico; vuelve a la persona más agresiva, con estado de euforia y ansiedad, y rápidamente adictiva”, recalcó, pero siendo la pérdida de peso de los síntomas más notables. 

Además de lo ya mencionado, Muñoz Madrid comentó que el ‘cristal’ causa daño cerebral porque el adicto comienza a sufrir trastornos mentales, esquizofrenia y pérdida de la memoria. 

Las consecuencias 

Además de los daños físicos y mentales a los que se enfrenta un adicto a las drogas sintéticas, Cristian Aldo Muñoz Madrid destacó que cada adicto cuando está en la calle y consumiendo comete de tres a cinco delitos diarios, esto quiere decir que en los centros de rehabilitación se están previniendo alrededor de 30 mil delitos por tener a los pacientes internados. 

Asimismo, el funcionario consideró que dichas acciones van de la mano con la violencia que está sufriendo Sinaloa, “ya que cuando remitimos a una persona, pues este muchacho deja de delinquir, de asaltar, de robar, lo que antes hacía”, mencionó. 

Por otra parte, reveló que de los 133 centros de internamiento, solo 32 de ellos están certificados por el Consejo Nacional contra las Adicciones (Conadic) y por el Cosica, con el propósito de que este año se integren 23 más. 

En cuanto a las instituciones civiles que no dependen del Consejo Sinaloense, como de la Secretaría de Salud, Aldo Muñoz señaló que se les ha solicitado que mejoren la calidad de atención, y aun así se les da todo el apoyo, finalizó.