Culiacán

El desarrollo de los niños en el confinamiento por Covid-19: Tania Castro

Experta en psicología infantil explica para EL DEBATE las carencias en aprendizaje social para la primera infancia durante la cuarentena y los retos de padres y madres

Por  Itzé Coronel Salomón

Falta de interacción con otros niños deteriora el desarrollo infantil en primera infancia(Foto: Shutterstock)

Falta de interacción con otros niños deteriora el desarrollo infantil en primera infancia | Foto: Shutterstock

Culiacán, Sinaloa.- La primera infancia se define, de acuerdo con la Unesco, como un periodo que va del nacimiento a los 8 años de edad, y constituye un momento único del crecimiento en que el cerebro se desarrolla notablemente.

Durante esta etapa, los niños reciben una mayor influencia de sus entornos y contextos.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Con esto en mente, se consultó sobre el impacto al desarrollo de la niñez en el confinamiento a la psicóloga infantil Tania Castro, quien dijo en entrevista para EL DEBATE que desde que vivimos la pandemia y sus implicaciones, nada va a ser igual, pero hay que adaptarnos a lo que tenemos; y si la tecnología puede facilitar el desarrollo social de los niños, esto será favorable, manifestó.

Habilidades a desarrollar en el confinamiento

Tania Castro, quien cuenta con maestría en psicología infantil, dijo que para hablar del cómo afecta el confinamiento a los niños de primera infancia, se debe partir por las habilidades que deben desarrollarse en esta etapa, señalando que una es la motricidad fina y otra la motricidad gruesa.

Sin embargo, en esta etapa el conocimiento de los pares, es decir, de otros niños y niñas de su misma edad, es muy importante, ya que van interactuando entre sí, dándose cuenta del otro niño y aprenden a adquirir reglas de conducta para saber que si hacen algo al otro niño, este puede reaccionar, explicó.

Castro comentó que en los centros de aprendizaje inicial, las maestras se encargan de que los niños cooperen, tengan juegos interactivos que favorecen un desarrollo social, tengan ciertas reglas, aprenden a esperar el turno, a pedir permiso; aunque aclaró que en esta etapa aún son egocéntricos, y aprenden poco a poco a adquirir estas habilidades.

En el desarrollo emocional saben lo que es estar triste, enojados, tener miedo a la oscuridad, así son conscientes de sus propias emociones y de las de los otros niños; entonces, empiezan  a socializar y adquirir el desarrollo emocional con el otro par.

¿Qué actitudes presentan los niños en el confinamiento?

Añadió que otra área muy importante es la de la cognición y el pensamiento. Si un niño tiene cierta característica, la asocian con esas características y hacen chistes, adquieren el buen humor, y el niño necesita de otro niño para poder interactuar mucho mejor, porque entre pares se van a entender.

También en el proceso del lenguaje, el léxico tiene que ver con los otros niños, ya que aprenden por imitación, por lo tanto, es fundamental el desarrollo con los otros pares.

El confinamiento en sí está truncando o limitando el desarrollo de estas habilidades, y ya no pueden llevar a cabo la interacción como antes

Afirmó.

La psicóloga infantil aseguró que es común que los niños y niñas lloren más, los berrinches aumentan, se desesperan, son más intolerantes. Dijo que si el niño solo interactúa con adultos, se le va a dificultar regular esas emociones.

esto no quiere decir que no puedan desarrollar las habilidades, pero madres y padres deben ser muy creativos, lo que va a truncar es la socialización. Desde luego que sí pueden aprender estando solos, y esa es una adaptación al medio

Tania Castro recomendó a los padres que, si debido al confinamiento la socialización se va a dar por medio de los adultos, deben ponerse al nivel del niño en lo emocional, ser pacientes, creativos y darle mucho amor a sus hijos, facilitarles la interacción social y acompañarlos en esta etapa, así como facilitarles espacios donde puedan expresar sus emociones o que aprendan una habilidad nueva y que se involucre al resto de la familia.

La primera infancia y la educación

La atención y educación de la primera infancia no solo contribuyen a preparar a los niños desde la escuela primaria. 

Se trata de un objetivo de desarrollo holístico de las necesidades sociales, emocionales, cognitivas y físicas del niño, con miras a crear los cimientos amplios y sólidos de su bienestar y de su aprendizaje a lo largo de toda la vida. 

Tiene el potencial de forjar a los ciudadanos abiertos, capaces y responsables del futuro, es por ello que constituye una de las mejores inversiones que un país puede emprender. 
Desempeña un papel crucial para los niños desfavorecidos, ya que les permite compensar las deficiencias de su contexto familiar y combatir las desigualdades en el plano educativo.
Fuente: Unesco.

El perfil

«Nadie estaba preparado para una cuarentena; entonces, hay que adaptarnos y ser creativos» Tania Castro Psicóloga infantil / Foto: El Debate

Nombre: Tania Castro.

Lugar: Culiacán, Sinaloa.

Profesión: Psicóloga clínica.

Trayectoria: Maestría en evaluación y psicoterapia infantil. Psicopedagoga en niveles preescolar y primaria, Profesora de la Universidad de Occidente, ha impartido clases en la Universidad Católica, creadora y conductora de los programas Terapia en radio y Conversaciones que sanan por televisión en línea, conferencista y tallerista en empresas de la iniciativa privada, así como en jornadas académicas en línea sobre resiliencia y comunicación asertiva. Cuenta con más de 10 años de experiencia en la psicología clínica, con énfasis en el área infantil.

También puedes leer:

Se registra el primer contagio de Covid-19 en Cruz Roja Guamúchil

México ya es quinto país con más muertes por Covid-19 en el mundo

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo