Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El obispo Jonás Guerrero celebra su encuentro con el Papa

CULIACÁN

El obispo Jonás Guerrero celebra su encuentro con el Papa

El obispo Jonás Guerrero celebra su encuentro con el Papa

El obispo Jonás Guerrero celebra su encuentro con el Papa

El obispo Jonás Guerrero celebra su encuentro con el Papa

El obispo Jonás Guerrero celebra su encuentro con el Papa

El obispo Jonás Guerrero celebra su encuentro con el Papa

En 2006, el obispo de la Diócesis de Culiacán, Jonás Guerrero Corona, coincidió en un panel sobre la familia con una persona afable, muy cercana, "es el mismo que vi ahora", expresó sobre Jorge Mario Bergoglio, el ahora papa Francisco, con quien tuvo un encuentro en El Vaticano junto con otros representantes de Diócesis mexicanas en La Visita Ad Limina Apostolorum, quienes regresan fortalecidos, con la consigna de practicar el nuevo Evangelio, aproximar la fe hasta lo imposible y con la promesa de la venida del Papa en septiembre del próximo año.

Lo recibe como en casa.

En entrevista, Guerrero Corona explicó que en este viaje, realizado del 26 al 31 de mayo, luego de algunos días de visitas a distintas basílicas italianas para celebrar la eucaristía, su audiencia fue el día 30 en la oficina privada de su Santidad, en el cuarto piso del Palacio Papal, donde Guerrero Corona llegó acompañado de su secretario particular, el padre César Campos, para compartir las cuentas de esta Diócesis, como lo indican las obligaciones canónicas.

Los recibieron como si fueran familiares. "Nos dijo 'están en su casa', fue muy fraterno". Ahí, por espacio de un par de horas, compartieron puntos de vista sobre el estado actual de la Diócesis.

La razón de este viaje fue encontrarse con el sucesor de Pedro "para compartir alegrías, incógnitas, situación, el proceso de la vida local, del Seminario, de los laicos, asociaciones, labor pastoral, la vida consagrada, a eso fui", explicó.

El obispo se siente con certeza de que la Iglesia en Sinaloa está en comunión. Además, se alegra de que Francisco le hizo la 'papa señal', les levantó su pulgar, como señal de que todo va bien por acá. "Me sentí agradado, complacido, y es el mensaje que estoy compartiendo en cada lugar", dijo.

Previo a este encuentro, la Diócesis envió por escrito, a través de un informe de 120 páginas, el estado de estos y otros temas de la región.

Aseguró que sí se incluyó en este reporte la situación de la violencia, pero no abordó este tema con él, ya lo había abordado con otros obispos de otras regiones del país. "Yo le conté puras cosas maravillosas, admirables, gratas, como hay que presentar siempre a Sinaloa, y más Culiacán", añadió.

En este encuentro, señaló, el Papa Francisco expresó su agrado por conocer que se cuenta con centros de formación de teología, le llamó la atención la estructura del conjunto pastoral, y los alcances parroquiales para diversos sectores de la sociedad, como lo es la traducción de las ceremonias litúrgicas para sordomudos en templos como Catedral y el Santísimo Sacramento.

"Llevé las buenas noticias de los sacerdotes generosos, entregados, trabajadores, de las 123 parroquias, y las cuasi parroquias que están en proceso, y el diaconado permanente que se realiza muy seriamente", dijo.

Francisco agradeció toda la labor que se realiza en Culiacán y su dedicación, especialmente en su atención a las comunidades apartadas. La Diócesis abarca geográficamente desde Pueblos Unidos hasta donde termina el estado de Sinaloa en colindancia con Sonora y Chihuahua.

Mensaje papal.

En este encuentro personal fue el padre César Campo quien se atrevió a decirle a su Santidad que le llevaba un abrazo de parte de los sinaloenses, petición que tuvo una respuesta afirmativa y respondió también con un abrazo, y además el papa Francisco envía un mensaje para esta Diócesis, es "su invitación para ocupar su lugar en la evangelización, a que el laico ocupe su lugar en la vida social. Donde haya un católico que esté el Evangelio vivo".

La solicitud es clara, seguir el ejemplo de Jesús, quien tocaba y dejaba tocar, quien iba y venía, atendía a personas, a la mujer samaritana, a la adúltera, a Pedro igual que a Judas, a la familia de Lázaro, a todos en su camino", expresó Guerrero Corona, y destacó que el Papa sabe que en América Latina no se tienen problemas con esta cercanía.

A la espera del Papa.

En este encuentro, Jonás Guerrero Corona se unión a la petición de la visita del Papa a México, lo cual se ha anunciado para septiembre del próximo año, cuando estará en dos sedes: en la Basílica de la Virgen de Guadalupe y en una Diócesis de frontera, que más adelante se confirmará.

En Sinaloa jamás se ha contado con la presencia de su Santidad, sobre lo cual se le cuestionó. Guerrero Corona aseguró que "el Papa hace falta en todos lados", pero si él viene en septiembre no sería prudente, por los calorones, "la fe dice que venga, pero la prudencia no", por lo que espera que más adelante sí se le haga a los sinaloenses recibir una visita papal. Por lo pronto, celebra su decisión de visitar la frontera mexicana. "Nuestras fronteras sufren mucho", dijo.

La despedida con su Santidad fue luego de una audiencia abierta a las afueras de El Vaticano, donde, al término de su mensaje, se acercó a él para conversar bajo una techumbre, junto a una pieza grande de un hermoso Cristo, en un día caluroso, aunque no como en Culiacán, donde le expresó: "Mañana me voy a México", y le agradeció esta visita que fue en paz y en medio de una enorme fraternidad.

No hubo una promesa de un próximo encuentro, señala que es difícil decirlo, pues depende de otras situaciones.

Su encuentro con este Papa hispano lo consideró valioso, sobre todo por descubrir su especial manera de ver la Iglesia, de impulsarla.

El reto ahora para los obispados mexicanos es la encomienda de la nueva evangelización, el poder hacer llegar el Evangelio a espacios donde no llega.

Sobre este tema, el obispo Jonás Guerrero Corona pide a las familias la urgencia de su intervención en esta labor "dialogante y orante", concluyó.

Encuentro

Según el cánones 399 y 400 del Código de Derecho Canónico, cada cinco años se debe cumplir con esta visita, la última fue del obispo emérito Benjamín Jiménez.

Detalles

Dónde:

Obispado de la Diócesis de Culiacán.

Fotografía:

Junto a la imagen de su encuentro con el anterior papa Benedicto XVI, Guerrero Corona saluda a los representantes de los medios sinaloenses y muestra las imágenes de su reciente encuentro con el papa Francisco, una de las cuales, dijo, estará muy pronto en este muro de la Diócesis.

Twitter:@gaxiolagraciela

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/ZW72H6YhdzI" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>