Culiacán

Emilio un bolero ejemplar para sus cinco hijos que crecieron gracias a su trabajo en Culiacán

Emilio mejor conocido como "El Cholo" desde hace 34 años trabaja como boleador en la plazuela Álvaro Obregón a un costado de la Catedral de Culiacán

Por  Mario Núñez Lozada

1/3
Emilio posa para una fotografía para EL DEBATE(Foto: Cristina Félix/ Debate)

Emilio posa para una fotografía para EL DEBATE | Foto: Cristina Félix/ Debate

Parte del proceso de su trabajo(Foto: Cristina Félix/ Debate)

Parte del proceso de su trabajo | Foto: Cristina Félix/ Debate

La mayoría de los artículos que utiliza Emilio para trabajar(Foto: Cristina Félix/ Debate)

La mayoría de los artículos que utiliza Emilio para trabajar | Foto: Cristina Félix/ Debate

Sinaloa.- La fecha del Día del Padre es un día más para Emiliano Zepeda, quien desde hace 34 años trabaja como boleador en la plazuela Álvaro Obregón a un costado de Catedral en Culiacán, Sinaloa.

Emilio Zepeda mejor conocido como "El Cholo", dijo que su trabajo siempre fue buscar el bienestar de familia, el que no faltará nada en su casa y cubrir las necesidades de alimentación y estudio de sus hijos, quienes actualmente poco frecuenta.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El boleador dijo que en todos los años de trabajo como bolero busco darles estudio, techo y una mejor vida a sus hijos, que con el tiempo a pesar de que no quisieron continuar estudiando logró darles un hogar digno con el cual pudieran sentirse orgullosos.

Leer más: Llaman a solidarizarse con abuelitos del Buen Samaritano en Culiacán, este día del padre

Actualmente el trabajo que realiza Emilio es muy complicado lograr dar una buena estabilidad de vida a una familia y sacar adelante a sus hijos, por ello comentó que gracias a Dios en sus tiempos había mayores oportunidades, desde los clientes que usualmente pasaban por el lugar, como los que salían de teatros, cines o iglesias acudían a que les bolearan el calzado.

"Antes las personas les gustaba traer sus zapatos muy limpios y cuidados, ahora los jóvenes dicen que de todos modos se les van ha ensuciar más tarde, se meterán al lodo, se les llenaran de polvo y dejan de bolearse los zapatos, también hay quienes prefieren ir a otros lugares de reparaciones aunque les cobren más", expresó.

"El Cholo", como lo conocen todos en la plazuela llega desde las 9:00 horas de la mañana para iniciar su jornada laboral hasta las 6:30 horas de la tarde, sin embargo en todo el día solo logra sacar para la comida del día, pues las condiciones que ha dejado a su paso la contingencia sanitaria no ha favorecido para nada a ningún boleador de la zona.

A pesar de la situación Emilio continúa acudiendo al lugar para trabajar y así llevar el sustento a casa, pues durante muchos años eso lo forjó como un ejemplo para sus 5 hijos y así tener su propia casa.

 
Las pugnas internas en Morena
Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo