Culiacán

En aprietos vendedores ambulantes de Culiacán en la nueva normalidad

Vendedores ambulantes y boleros en el Centro de Culiacán reportan difícil situación tras los estragos de la pandemia

Por  Luis Gerardo Beltrán López

Los vendedores se vieron afectados económicamente ante la pandemia de Covid-19(Foto: El Debate)

Los vendedores se vieron afectados económicamente ante la pandemia de Covid-19 | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Con bajas ventas se mantienen los comerciantes ambulantes en el Centro Histórico de Culiacán, pues reportaron que la recuperación ha sido lenta tras los largos meses en que la economía estuvo detenida.

Una situación muy difícil viven las personas que día a día salen a las calles a trabajar en esta nueva normalidad, por el bajo movimiento en sus negocios.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Tanto boleros y comerciantes ambulantes en el Centro de Culiacán señalaron que actualmente se ven todavía en aprietos para solventar gastos durante esta pandemia, que durante meses frenó la economía y la actividad fuera de casa, y que hasta hoy ha dejado estragos.

Si bien, algunos de ellos comentaron que lentamente el panorama va mejorando, la mayoría contó que aún con esto las ventas y las ganancias siguen siendo bajas, en comparación a las que obtenían en el pasado.

Un factor importante para esta situación en que se ven involucrados los trabajadores informales es el que las escuelas permanecen inactivas, con la educación llevándose a cabo a distancia.

Juan Marco Sánchez, quien atiende un puesto de boleado de zapatos en la plazuela Obregón del Centro, comentó que una gran parte de sus ingresos provenía de familias que dejaban el calzado escolar a su encargo.

En su caso, mencionó que  regularmente solía hacer entre 20 y 30 servicios diarios, mientras que en la actualidad apenas llegan unos 8 a 10.

A pesar de que el Ayuntamiento les redujo el cobro por piso, el costo es equivalente a unos dos servicios.

Por su parte, Pedro Osuna, quien vende una variedad de artículos, entre juguetes, cigarros, baterías y cortaúñas, expresó su desespero, pues cada vez le cuesta más tener las ganancias para comprar alimentos, teniendo días en los que regresa a casa sin nada de ventas.
Urgió a las autoridades municipales que se les permita trabajar todos los días, pues mencionó que de momento sólo les permiten trabajar un día y al otro no.

“(Pedimos) que nos dejaran trabajar todos los días, todos los días comemos, ¿verdad?; y algunas veces que no saco para comer”, dijo.

Los ciudadanos todavía no se sienten en confianza para salir / Foto: El Debate

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo