Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

En vano el esfuerzo de ancianita para hablar con Malova

CULIACÁN

Culiacán, Sinaloa.- Con gran dificultad y apoyándose en su andadera, Magdalena Parra Olivas bajó decenas de escalones de la secundaria Técnica 80, lugar donde se encontraba el gobernador Mario López Valdez, para anunciar una campaña contra el bulling. Ella abrió camino entre agentes policiales y cientos de estudiantes. Esta mujer, de 78 años, y con una gran hinchazón en el cuello, tenía una meta en mente: llegar ante el gobernador y solicitarle en persona apoyo para comer y ayuda para hacerse unos estudios y saber qué es la enorme bola que le invade su cuello. Dijo no poder dormir del dolor y aseguró que hay días que no tiene nada qué comer.

Poco a poco logra colarse y a cómo pudo se sentó a unos 20 metros del gobernador, eso para ella ya era una gran ganancia. A esta mujer nadie le abrió paso entre la gente como a la actriz Yolanda Andrade, y llegó hasta donde sus fuerzas le permitieron.

El evento culminó, custodios y funcionarios cercaron al gobernador y Magdalena no pudo acercarse. A ella la atendió un funcionario, quien tomó su nombre y le dio una tarjeta.

"Usted cree que con esto voy a comer o me voy a regresar a mi casa", comentó a punto del llanto.

Esta mujer, de paso lento y triste mirada, aseguró que vive en lo más triste de la pobreza, pese a esto, comenta que no tiene apoyo gubernamental ni médico, como dice el dicho popular: 'tiene que rascarse con sus propias uñas'.

Tiene dos hijos, pero son tan pobres que aunque quieran no pueden apoyarla.

En vano Magdalena intentó cruzar el cordón de seguridad que pusieron los custodios. Magdalena sólo vio al gobernador y a los funcionarios de primer nivel de lejos, muy, pero muy lejos.