Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Estudiantes de Sinaloa ven futuro negro

DÍA DEL ESTUDIANTE

Culiacán, Sin.- En medio de diversos problemas que afectan el desarrollo personal, profesional y financiero, los estudiantes celebran su día, coincidiendo en que hace falta un mayor número de campos de crecimiento y tienen pocas expectativas en materia de educación.

La falta de infraestructura física y educativa, espacios en las escuelas públicas y el recurso económico para pagar las colegiaturas, es la lucha diaria con la que los jóvenes, en busca de construir su futuro, tienen que lidiar todos los días.

En un sondeo realizado, los estudiantes opinaron que se deben mejorar las condiciones de educación en el estado, tomando de pretexto su día para levantar la voz por mejoras.

"Creo que si de verdad eres un estudiante a conciencia, te das cuenta de que no hay condiciones en el estado para tener una educación de calidad, ni los mismos profesores están realmente capacitados, por lo menos la mayoría", expresó Rosa López.

Por el contrario, en una encuesta realizada por EL DEBATE, los alumnos prefieren festejar con fiestas su día, que con eventos culturales o deportivos y señalan también que en la localidad existen buenas opciones de instituciones que contribuyen al desarrollo de un buen estudiante.

"Yo opino que el Día del Estudiante debe ser para irte de fiesta con los amigos y pasarla bien, uno se la pasa metido en la escuela y es bueno distraerse", citó Aurora Cayetano.

Es baja la expectativa del campo laboral de los estudiantes al momento de egresar de las universidades, los jóvenes que están por buscar una oportunidad laboral señalaron que posiblemente emigren a otros estados a buscar trabajo, debido al déficit que existe en la región.

Los estudiantes manifestaron que el panorama de hace cuatro años cuando ingresaron a la carrera ha cambiado, ya que ahora, dijeron, tienen que prepararse más para obtener los puestos más peleados.

"Yo estoy estudiando la licenciatura en Derecho, pero no pienso litigar, a mí me gustaría trabajar en un Juzgado Federal o de Federal de Caminos, ya que siento que está muy difícil encontrar trabajo, los sueldos están bien pagados en el área que quiero y pienso buscar trabajo en eso, siento que es más accesible, dejo a un lado lo penal por lo mismo de la delincuencia", dijo Mariela Ayala, estudiante de derecho en la Universidad Autónoma de Sinaloa.

Por su parte, Jesús Alejandro Ruiz, manifestó que actualmente estudia dos carreras como parte de su proyecto de vida, ya que de tener complicaciones laborales en una, busca oportunidad en la otra profesión.

Así como estos hay miles de ejemplos de jóvenes que se preocupan por el campo laboral, ya que después de estudiar tanto no encuentran trabajo de lo que estudiaron y se ven en la necesidad de dedicarse a cosas muy diferentes.

Deserción. El 10 por ciento de los estudiantes de instituciones académicas superiores privadas deserta en su camino por convertirse en profesionista, manifestó Antonio González González.

El supervisor de Educación Superior de Sinaloa, declaró que dicha deserción no se debe tanto a la situación de falta de recursos, sino más bien al sistema educativo inadecuado que la institución académica presenta a los nuevos estudiantes.

"En las universidades particulares la deserción no es muy alta, estamos hablando en promedio de un 10 por ciento. El problema no es que los jóvenes abandonen las aulas, el problema es que el sistema educativo los expulsa al ser un sistema que no está atendiendo las necesidad de los estudiantes del momento, que ignora sus inquietudes y que muchas de las veces solamente está produciendo profesionistas desubicados, frustrados, que se sienten engañados, es ese el principal problema, asentó.

En ese sentido, abundó que urge el cambio del actual sistema educativo por uno que se adapte a las necesidades de los estudiantes del siglo XXI y no que trate de enseñar a jóvenes vanguardistas con métodos muy ambiguos.

"Le hace falta la creación de un nuevo modelo educativo que realmente atienda las necesidades de la sociedad del momento y a los alumnos como miembros de esa sociedad, que se den cuenta que tienen requisitos diferentes a los requerimientos que tenían la sociedad industrial o agrícola de antaño. Necesitamos un cambio de fondo, no de forma; no cambio de programas solamente, sino de enfoque, de programas, de criterios", puntualizó.

En cifras. Según la encuesta de Educación Media Superior del 2009 de la SEP (último Realizado); el 52 por ciento de los jóvenes que abandonan la escuela en este nivel educativo en México, (preparatoria y profesional) es por razones económicas, como no contar con los recursos suficientes para mantener los estudios o la necesidad de llevar ingresos a sus hogares; mientras el 12 por ciento declaró abandonar los estudios por razones de embarazo, matrimonio o unión con su pareja; el 11 por ciento declaró como motivo la opción de que "no le gustó estudiar"; mientras que el 2.5 por ciento desertó por motivos de suspensión, expulsión o reprobación.

Respecto a estos resultados, por género, la principal razón para las mujeres fue la deserción por embarazo, con un 23 por ciento mientras, el mayor factor para los hombres fue desertar por cuestiones económicas, con un 27 por ciento