Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Exempleadas de Cobaes no cubrieron fianza de 3.5 mdp

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- A una semana de su detención, luego de ser acusadas del delito de Peculado, las dos exempleadas de Cobaes continúan recluidas en el Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito, al no haber depositado la fianza de 3.5 millones de pesos que se les fijó por el juez Octavo Penal.

María de Jesús Vidales Cárdenas y Lucina Gómez Bastidas, exjefa del Departamento de Contabilidad y exjefa del Departamento de Tesorería del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa, fueron acusadas por la misma dependencia educativa de haberse apropiado de poco más de 8 millones de pesos mediante la emisión de más de 600 cheques a su nombre y diferentes personas.

Los hechos .La emisión de cheques cobrados por las mismas personas de manera reiterada, dio como resultado que las autoridades contables del Gobierno del Estado pusieran atención y realizaran una auditoría a las finanzas del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa.

En su momento, el titular de la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas, Juan Pablo Yamuni Robles, reconoció que las irregularidades detectadas llevaron a la realización de auditorías que, al no ser comprobados los destinos de cheques, se procedió a la denuncia penal, la cual fue investigada por la Procuraduría de Justicia del Estado.

Igualmente, Yamuni Robles reconoció, sin aceptar que pudiera ser así, la posibilidad de que otros funcionarios de Cobaes pudieran ser investigados o pudieran estar involucrados.

Las exempleadas fueron acusadas por la Procuraduría del Delito de Peculado al presuntamente, apropiarse de 8.2 millones de pesos por lo que, se les ejecutó una orden de aprehensión y se les detuvo hace una semana para ser puestas a disposición del Juzgado Octavo donde, el sábado 11 se les tomaría la declaración preparatoria, pero las indiciadas se reservaron el derecho.

Por tratarse de un delito no grave conforme a lo establecido en las leyes penales del estado, a las indiciadas se les fijó una fianza de 3.5 millones de pesos, cantidad que no fue depositada en el Juzgado, por lo que no se les concedió el derecho de la libertad bajo caución.

Desaparecidas.Al interior del Colegio de Bachilleres, entre el personal era un secreto a voces el desfalco en el que estas mujeres habrían incurrido, pero se llegó a pensar que no serían castigadas luego de que a María de Jesús la cambiaron de área al retirarla de su puesto en Contabilidad y ser adscrita al almacén y Lucina, desde Semana Santa de 2013, simplemente desapareciera al no reportarse a su centro de trabajo.