Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Exigen que el transporte mejore el servicio en la Bicentenario

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Caminar alrededor de un kilómetro a cuesta arriba, lloviendo, con el terrible calorón o con niños en brazos, puede resultar todo una pesadilla.

Esta es la realidad que viven habitantes de la colonia Bicentenario, misma que se encuentra cercana al basurón. En tiempo de lluvias o, bien, cuando a los choferes de la ruta Loma de Rodriguera se les hace tarde, pues los dejan en el fraccionamiento San Fermín.

De ahí personas de la tercera edad, estudiantes, mujeres embarazadas, personas en muletas y vecinos en general, no les queda de otra que caminar pese a haber pagado la tarifa completa y como clase de primera.

Al realizar un recorrido por el lugar, EL DEBATE pudo constatar que los vecinos piden raite, ya sea para subir a la colonia o para bajar y tomar camión al fraccionamiento San Fermín, pues prefieren no arriesgarse de si el camión va a subir o no.

Esto es peligroso para los habitantes, ya que en la actualidad hay maleza y casas solas con lo cual podrían convertirse en presas fáciles de los delincuentes.

Piden auxilio. María Juana Robles López, una de las primeras habitantes de la colonia, llama al alcalde Sergio Torres Félix para que los apoye con un empedrado de la calle principal. Ya que asegura, durante el tiempo de lluvias no se puede salir del lugar porque las calles se tornan chiclosas y los carros corren el riesgo de voltearse o derrapar.

Aunque en el caso de los camiones, cuando llueve no se meten, pero en tiempo de secas tampoco lo hacen cuando tienen prisa, y es cuando los dejan en el fraccionamiento San Fermín.

"Los que no tenemos carro tenemos que irnos o venirnos caminando desde del fraccionamiento San Fermín, cargando bolsas del mandado o niños. Aquí lo más lamentable es que tenemos personas que andan en muletas y ellos también tienen que venirse caminando", resaltó.

"Sí, los camiones nos dejan allá abajo y tenemos que caminar mucho; cuando llegamos hasta acá, ni podemos respirar del cansancio", explicó María del Rocío Benítez Gaspar, otra vecina del sector.

Checarán esta situación.

El director de Vialidad y Transportes, Domingo Ramírez Armenta, dijo no tener denuncias sobre el mal servicio de los choferes y que hablará con los concesionarios del por qué no dejan a las personas hasta el Bicentenario. Dijo que tienen que ir hasta allá y que de existir problemas con la carretera, entonces los transportistas también deben gestionar mejora de la rúa y trabajar en coordinación con el Ayuntamiento.