Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Falta de capacitación pone en riesgo a los trabajadores

EMPLEO

Culiacán, Sin.- En Sinaloa, a pesar de que los accidentes laborales se han reducido en un 18 por ciento en los últimos años, existe una gran falta de interés en las empresas para capacitar a sus trabajadores en el uso de productos químicos, así como para cumplir con las medidas de seguridad en sus procesos internos.

De acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), en la entidad se tienen registradas 31 mil 308 empresas, de las cuales se tiene la certeza de que sólo 154 cumplen con lo establecido en el Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente de Trabajo. En cada centro de trabajo se elabora un diagnóstico anual sobre los riesgos laborales y el establecimiento de un programa de seguridad para los empleados. Pero debido a la opacidad, tanto de patrones, empleados y las mismas autoridades competentes en el tema, por lo menos en los últimos dos años, si bien se ha logrado contrarrestar el aumento registrado entre los años 2008 y 2011, Sinaloa sigue estando por encima de la media nacional en este rubro.

En el último reporte dado a conocer en el año 2012 por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la media correspondía al 2.77, y Sinaloa se ubicó en 3.31. El reporte de 2013 se dará a conocer después del mes de mayo de este año.

Capacitación. En el interés por reducir el número de accidentes laborales, el Seguro Social, delegación Sinaloa, habilitó un área especializada para brindar atención a la prevención denominada Centro Regional de Seguridad en el Trabajo, Capacitación y Productividad (Crestcap). Ahí, personal calificado imparte cursos y orientación para analizar, detectar y prevenir cualquier situación que compromete la integridad de los trabajadores.

Francisco Rodríguez Acosta, auxiliar del Crestcap, comentó que con la transnacionalidad de las empresas, la cultura en prevención de accidentes ha cambiado, ya que se han preocupado no sólo por mejorar sus procesos y manejos de seguridad, sino por dar protección a sus empleados.

Recordó que hace 30 años las tasas de accidentes en el trabajo no se parecen hoy: "hace 30 años se tenía una tasa de 15 accidentes de trabajo por cada 100 trabajadores, mientras que hoy la tasa es de 3.9 por cada 100 trabajadores".

Las capacitaciones, además de ofrecerle mayores ganancias, han contribuido tanto a elevar la productividad, como a reducir en un 18 por ciento el índice de siniestralidad.

Del 100 por ciento de las empresas establecidas en Sinaloa, el 95 por ciento equivalen a las microempresas y ahí, por falta de recursos y de interés, en muchos casos, no se ha logrado un mayor avance en materia de prevención, pero las grandes empresas sí han logrado reducir la cifra del 18 por ciento.

En tanto a las enfermedades de trabajo, informó que de forma preliminar se tienen reportados 181 casos. Estas significan que son padecimientos adquiridos en los centros laborales y que merman la calidad de vida como las alergias, dermatitis, artritis, ceguera, entre otros.

Principal. Al ser Sinaloa uno de los estados de mayor producción agrícola y manejo de agroquímicos, los accidentes en el campo están a la orden del día. En lo que va de este año, en el reporte de la Secretaría de Salud se tienen documentados 58 casos de intoxicación por el uso de plaguicidas. En 2013, el reporte ascendió a 89 casos reportados.

Rafael Ramos Solano, director de Normatividad y Regulación Sanitaria de la Secretaría de Salud (SS) en Sinaloa, mencionó que uno de los principales factores que han contribuido a que los percances en el campo continúen, es la falta de conocimiento en el manejo de sustancias químicas, ya que en ocasiones no es por la falta de interés de las empresas, sino de los mismos trabajadores del campo.

"Hay falta de cultura para el manejo de sustancias químicas, y no culparía en su totalidad a las empresas, sino más bien al personal. Mucho del personal que trabaja en las empresas agrícolas, es personal que viene de otras partes del país", puntualizó.

La SS tiene detectados cuatro puntos rojos en cuanto riesgos a la salud y al ecosistema, que son en los valles de Culiacán, Ahome y Guasave (en los alrededores de Juan José Ríos) y en la Isla del Bosque, Escuinapa, regiones donde se concentra el mayor número de jornaleros agrícolas.

No se pierda mañana la segunda parte de este serial Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, sobre los riesgos en los campos agrícola y el recuento de los casos de intoxicaciones.

(Con información de Carlos Valenzuela y Luis Enrique Moreno.)