Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Falta de comunicación, la principal causa de divorcios

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Contrario a las creencias populares de que las principales causas para que las parejas se divorcien son la violencia, adulterio, abandono de hogar o separación, es la falta de comunicación lo que principalmente provoca la ruptura de las uniones matrimoniales. De esta falta se desprenden la infelicidad, la crisis de soledad e intranquilidad como productoras de divorcios.

Números. Las cifras proporcionadas en el Registro Civil del Estado, señalan que el número de divorcios ha aumentado de tres mil 244 registrados en 2010 a cuatro mil 229 en 2013, esto equivale a un incremento de 985 divorcios. "El trámite de los divorcios se da de forma continua", indicó Gloria González Burboa, directora del Registro Civil en el Estado de Sinaloa.

Con la nueva modificación al Código Familiar del Estado, se han incrementado el número de divorcios administrativos, que son los que se pueden dar directamente en las oficinas del Registro Civil: "los divorcios administrativos se han incrementado y es más la gente grande la que lo solicita, esto es, la gente que tiene muchos años de casados".

Cuestionada la funcionaria sobre las principales edades en las que se divorcia la gente, respondió que no existe un parámetro bien definido, pero los rangos van desde los 20 hasta los 65 años.

Cambios en las leyes. El 8 de marzo de 2013 entró en vigor el nuevo Código Familiar del Estado de Sinaloa, donde se derogan las causales de matrimonio que estaban descritas en el Código Civil del Estado de Sinaloa, en su artículo número 267.

"Ahora no existen causales de divorcio, sólo basta con que uno de los cónyuges manifieste que ya no quiere continuar con el matrimonio, para que se dé por concluido el acto, siempre y cuando tengan un año de casados y se cumpla con los requisitos", informó el magistrado Claudio Raymundo Gámez Perea.

En el artículo 182 del Código Familiar se describen los puntos que deben acompañar la propuesta de convenio: la guardia y custodia de los menores, modalidad para la visita del progenitor que no tiene la custodia de los menores, la obligación alimentaria, la asignación del cónyuge que habitará el domicilio conyugal, la manera de administrar los bienes de la sociedad conyugal durante el procedimiento y hasta que se liquide. En caso de que el matrimonio se haya celebrado bajo el régimen de separación de bienes, se señalará la compensación del cónyuge que durante el matrimonio no adquirió bienes por mantenerse en cuidado de los menores de edad y al trabajo del hogar.

Buscar felicidad. De acuerdo al maestro Isaac Tomás Guevara Martínez, coordinador del Laboratorio de Estudios Psicosociales de la UAS, el máximo logro que debe haber en los matrimonios es el ser feliz, tener paz, tranquilidad, compañía, y la falta de estos elementos es lo que hace que los matrimonios se caigan: "el problema es que cuando uno se casa no está pensando en eso (encontrar la felicidad en la pareja) sino lo piensa uno ya que está casado", argumentó.

Mientras se hacen los preparativos del matrimonio se piensa más en los convencionalismos sociales que en buscar la felicidad: "hay ocasiones en que se trabaja más en lo que dice la gente como 'qué buen partido te llevaste', o 'está de lujo tu prometido o prometida', que en analizar si la pareja nos hace feliz, si nos sentimos tranquilos con ella".

Situaciones sociales. En muchas ocasiones las parejas que contraen matrimonio lo hacen por cumplir alguna situación social. Estas son las que rodean la posibilidad de que exista el matrimonio: "hay una presión social a determinada edad en que las familias comentan de que 'ya estás grande para casarte, me moriré y no me has dado un nieto, ya estás muy grande para vivir aquí en la casa', esos tipos de cuestiones empujan al matrimonio".

Subvalorización. El concepto de matrimonio en los últimos años se ha subvalorado: "casarse es como ponerse de novios, y divorciarse es terminar con el novio", dijo el maestro. Puntualizó que lo peor que le puede pasar a una pareja es sentirse solo estando con su pareja, lo que puede traer consigo que se busque en otras personas, familiares, amigos, llenar ese sentimiento de vacío.

Comunicación. El diálogo y la comunicación deben ser permanentes: "deben ser la base de la relación de la pareja. Cuando no hay diálogo y comunicación se ha roto la relación de pareja y, por ello, ya no tiene remedio ese vínculo".