Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Falta de recursos económicos pone en riesgo la historia

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- La falta de interés tanto de particulares como de las autoridades para conservar las casas históricas de Culiacán, son factores que pueden provocar la pérdida de la identidad de la ciudad.

Aunado a esto, la falta de recursos económicos imposibilita la restauración de estos sitios, comentó el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Sinaloa, Francisco Ríos Avendaño

Desculturización. Aunque existe una ley que faculta al INAH en restaurar los bienes públicos propiedad de la nación, la falta de recursos económicos que enfrenta el Instituto, impide que se les de mantenimiento a otras construcciones históricas.

"Tenemos una ley y la ley nos faculta a conservar los bienes propiedad de la nación, pero desde que estoy en el cargo (hace dos años) no se han etiquetado recursos en el Presupuesto de Egresos de la Federación para mantener otros bienes inmuebles e intervenirlos", aseguró.

El funcionario dijo que existe poco interés de parte de las autoridades municipales y de la propia sociedad, en temas culturales y del rescate de la historia de la ciudad.

Alternativas. Luego de que EL DEBATE publicara una nota sobre el deterioro de una casa diseñada por Luis F. Molina, el delegado federal señaló que para rescatar este patrimonio, se puede hablar con los propietarios actuales e invitarlos a rescatar y hacer las reparaciones correspondientes, "arreglar el inmueble es costoso y muchas veces los particulares no tiene la solvencia económica para ello, pero hay otros que sí pueden hacerlo".

Otra alternativa es la firma de un convenio de colaboración entre el particular y la autoridad municipal para trabajar en la restauración del inmueble.

Política cultural. Ríos Avendaño lamentó que el interés económico pueda más que el interés cultural y de identidad, para poder rescatar las construcciones históricas de Culiacán. Señaló que no se tiene una cifra exacta del número de inmuebles en situación de deterioro, pero se debe apostar a rescatar de manera conjunta las casas y abonar a la preservación cultural de la ciudad.