Culiacán

Feminismo en Sinaloa ha sido forjado en la lucha constante

La activista Natalia Reyes hizo un recuento de momentos significativos para las mujeres activistas en el estado, en relación con el contexto internacional del feminismo

Por  María Sánchez

Las activistas en Sinaloa han luchado por visibilizar y erradicar la violencia machista contra sus congéneres(Foto: Cristina Félix)

Las activistas en Sinaloa han luchado por visibilizar y erradicar la violencia machista contra sus congéneres | Foto: Cristina Félix

Culiacán, Sinaloa.- Mientras que a finales del siglo XVII y a principios del XVIII en Europa y Estados Unidos muchas mujeres configuraban la primera ola del feminismo, los libros de la época registran que en México y Sinaloa las mujeres se dedicaban a cumplir con sus roles, mencionó la activista Natalia Reyes en una charla trasmitida por Zoom, participando en el programa Resilientes ante la Adversidad: Derechos  y Perspectiva de Género, organizado por Liceo Hans Christian Andersen y Serca Consultores.

Natalia mencionó que el recorrido para que las mujeres se integraran al movimiento feminista, y que ahora muchas abanderen la lucha por los derechos humanos de su género, ha sido largo y aún continúa.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Segunda y tercera olas en Sinaloa

Durante su charla, Natalia Reyes, integrante del Colectivo de Mujeres Activas de Sinaloa (CMAS), explicó que no fue hasta mediados del siglo XIX, casi al final de la Segunda Guerra Mundial, que en Sinaloa muchas mujeres se organizaron, ya que participaban en el comercio y las fábricas cumpliendo roles; además, participaron en la defensa de sus derechos laborales de manera activa.

Para la tercera ola, surgida para la segunda mitad del siglo XX, las mujeres en el mundo ya luchaban por reivindicarse, es decir, empezaron a cuestionar, reclamar, redefinir las ideas sobre la condición de la mujer, la belleza, la sexualidad, el género, le feminidad y la masculinidad, ejerciendo principalmente una lucha contra los estereotipos sexuales de las mujeres, la liberación sexual femenina, contra las violencias hacia la mujer e introduciendo la teoría queer, el respeto a la multiculturalidad y con esta el surgimiento de diversos feminismos. 

A pesar de los señalamientos, de las vejaciones a derechos humanos, de la impunidad con la que operan los delincuentes en contra de las mujeres, seguimos aquí

Natalia Reyes, activista

La lucha feminista en época reciente

En las décadas de los 70, 80 y, sobre todo, en los 90, Reyes refirió que las mujeres en Sinaloa se organizaron por primera vez de manera pública, saliendo a las calles y realizando actividades diversas en favor de sus derechos. Los movimientos fueron liderados por mujeres, entre quienes destaca María de los Ángeles Aréchiga Torres, pionera del movimiento feminista en el estado.

La activista recordó también al Grupo de Mujeres por la Democracia, iniciado y coordinado por Dina Grijalva, en 1994. Presente durante la charla, Grijalva, socióloga y escritora, comentó que Mujeres por la Democracia fue una organización de mujeres que surgió bajo el lema: “Sin mujeres no podría haber democracia”, y el movimiento logra extenderse de Culiacán a Los Mochis y Guasave.

El 8 de mayo de 1995, Dina Grijalva comentó, realizaron una marcha feminista con la finalidad de reivindicar a las mujeres, exigiendo su participación en todas las esferas de la vida pública.

De acuerdo con Reyes, en 1997, un grupo de mujeres conforman el primer comité por los derechos de las mujeres, quienes exigieron la creación del Instituto Sinaloense de las Mujeres, todo un logro conservado hasta estos días en los que se vive la cuarta ola del feminismo, que se considera iniciada desde el 2008 hasta la fecha.

Las mujeres actualmente, gracias al estallido de las redes sociales, están mejor organizadas; y las diferentes asociaciones, en México como en Sinaloa, sincronizan sus actividades, haciendo eco en todo el territorio nacional mediante los activismos digitales, como: Ni una Menos, Yo sí te Creo y Mee Too (A mí también), ambos movimientos con el acoso, y La Marcha del Ocho de Marzo (8M).

Feminismo sinaloense contemporáneo

Natalia comentó que, además de las manifestaciones en las redes y las marchas masivas, cabe señalar que desde el año 2000 hasta la fecha, las mujeres crearon más colectivos en el estado, se integraron a la política y la vida pública, incidiendo con ello en las formas de ejercer justicia y de ejercer política en Sinaloa.

Impulsan, además, la creación de mecanismos a favor de la agenda de género, como el Consejo Estatal para Prevenir la Violencia Intrafamiliar (Cepavif), diversas instancias municipales de las mujeres, áreas de género en las universidades, promueven la creación de agencias especializadas en violencia familiar, sexual, feminicidio, trata de personas y desaparición forzada.

Reyes reforzó el hecho de que ahora son más las mujeres participando y cada vez se hacen más presentes en áreas como los derechos humanos, medio ambiente, protección animal, movilidad segura y en la creación de literatura, arte y cinematografía feminista.

Para Natalia, las mujeres que luchan por sus derechos actualmente no solo están mejor conectadas; además, forman parte de redes estatales, nacionales e internacionales. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo