Culiacán

Fiscalía de Sinaloa no detalla la ficha de identificación de desaparecidos

Consideran que la Fiscalía de Sinaloa abusa de la práctica de ADN, y piden que se trabaje más en la antropología, para mayor precisión

Por  El Debate

Momento en que extraen los restos óseos, para después ser estudiados.(Foto: El Debate / José Betanzos)

Momento en que extraen los restos óseos, para después ser estudiados. | Foto: El Debate / José Betanzos

Culiacán.- Sinaloa fue evidenciado a nivel nacional como uno de los estados con mayor número de fosas clandestinas localizadas en el periodo del 1 de diciembre de 2018 al 30 de junio de 2020, con 151 casos.

De esos números, a decir de los propios colectivos, muy pocos han podido ser identificados, acusando a la Fiscalía General del Estado de no usar los mecanismos exactos para agilizar dichos procesos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

No solo es el ADN

Gerardo Emigdio Moreno Castañeda, médico forense adscrito al Hospital Civil de Culiacán, recordó que la exhumación de los restos óseos es arqueológica, y se debe de realizar como tal.

Agregó que es altamente recomendable que la Fiscalía General del Estado (FGE) cuente con una carpetilla identificatoria, pues en el caso de las huellas dactilares, puede que existan tres de ellas, ¿con que lo van a comparar?, resaltó, donde indicó que en este caso se usa el sistema AFIS.

Proponen a Fiscalía de Sinaloa detallar más en la identificación de  desaparecidos
Con equipo rudimentario,  sacan restos humanos. Foto: El Debate

En el caso de los desaparecidos, dijo no creer que se tenga una recolección de datos específicos de las víctimas que agilice los trámites  de identificación.

Consideró que entre los elementos puede ser el color de ropa, edad, sexo, características específicas, si lo operaron de algo, si tiene alguna cirugía, si se quebró un hueso, con alguna deformidad, trabajos dentales, dientes postizos, con incrustaciones, fotografías con la boca abierta, especialmente cuando está riendo, entre otros.

Lo anterior, para él es necesario integrarlo a un archivo clasificado y, al momento del hallazgo de una osamenta, la Fiscalía pueda ir descartando posibilidades de los registros de personas desaparecidas.

Consideró que es lo que hace falta, un expediente de dichas magnitudes.

Ellos (la Fiscalía) inmediatamente se van al ADN”, aseguró el especialista, pero  dicho proceso no es el que se recomienda, pues dijo que una sola persona puede tener dos ADN distintos, sobre todo, aquella persona a la que le han hecho un trasplante de órgano.

Resaltó que el laboratorio de genética con el que cuentan no es el adecuado, ya que este debe ser más cuidado que un quirófano.

Sigue con el dolor

María Isabel Cruz Bernal vive en la angustia. Desde enero de 2017 es hora de que aún no halla a su hijo Yosimar, quien era agente activo de la Policía Municipal.

Desde entonces apoya a demás familias que comparten su mismo dolor.

La líder del colectivo de búsqueda Sabuesos Guerreras A.C. sigue luchando; y por más que aparecen osamentas, ninguna de ellas, de momento, ha resultado ser la del agente.

Explicó que en su momento solamente la Fiscalía General de Justicia (FGE) le mandó hacer los exámenes genéticos, sin que le brinden resultados positivos hasta el momento.

“En este caminar que llevamos ya de tres años y seis meses, pues la Fiscalía lo único que nos pidió fue una prueba de ADN; y desde ahí, pues nada, ahí nos quedamos”, recalcó. Además, reiteró que solo están esperando que les hablen para que le muestren avances.

En terrenos alejados es donde las rastreadoras dan con las osamentas. Foto: El Debate

Aunque indicó que apenas en el 2019 le pidieron más datos de su hijo mediante el sistema de AMPM.

Por otra parte, Cruz Bernal aseguró que en tan solo este mes su colectivo ha tenido contacto con cuatro familias que no saben nada de sus parientes. “La mayoría de la gente que se acerca con nosotros es porque no le tienen confianza a las autoridades”.  “Yo creo que las autoridades deberían de cotejar cada osamenta con toda la familia, y es algo que considero que no se está haciendo”, señalo. 

Asimismo, comentó que ellas solo encuentran y entregan a la autoridad, sin saber qué proceso le dan en la Fiscalía, sin que reciban respuesta de los resultados de los exámenes practicados a los restos óseos, pues esto ayudaría a que sus seres queridos conozcan si se trató de un familiar.

Comentó, por otra parte, que no han parado en los rastreos ni por la pandemia, donde los resultados han sido positivos en varias búsquedas.

Ayudan a la autoridad

En la zona norte existen diversos colectivos de búsqueda, y el grupo pionero que se denominó Rastreadoras de El Fuerte, en voz de su líder, Mirna Nereida Medina Quiñónez, señala que ellos hacen su propio expediente, a lo que nombraron fichas de identificación de cuerpos, en el cual acaba por orientando a la misma autoridad para que agilicen el proceso de identificación.

En esos archivos, ellas cuestionan de la manera correcta a las familias que tienen personas desaparecidas, logrando obtener información más detallada usando un método más humano. Pero agregó que el trabajo de su grupo es exprimir lo más que se pueda información de la víctima: quién era, si tenía una muela picada, entre otros datos; caso contrario a la Fiscalía, donde ella asegura que no preguntan nada de eso, sino hasta después.

En relación a las cifras nacionales de personas desaparecidas, y que Sinaloa figura entre los primeros sitios, la líder del colectivo comentó que es importante contar con un laboratorio de genética funcional, y que cuente con un antropólogo, para que los resultados sean totalmente confiables, y no se base la Fiscalía solo en la muestra de ADN, cuyo resultado no es confiable.

Citó como ejemplo el descubrimiento de tres cuerpos en una fosa clandestina en El Fuerte a finales del 2019, donde mediante la prueba genética se identificó a uno de ellos con el nombre de Octavio; al quedar dos pendientes, unos familiares de uno de ellos se hace el ADN, así como los parientes del otro cadáver, y ambos dieron positivos, pero hasta la fecha no han entregado los restos óseos porque aún no saben quién es quién, pues no quieren entregar los huesos y cráneos equivocados.

La Fiscalía cuenta con laboratorio de genética en la zona Centro

Durante el 2016, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública lanzó una convocatoria para la adquisición de reactivos para laboratorio de ADN, que se esperaba que fuera de gran apoyo para la identificación de cadáveres.

En ese evento fue elegida la empresa Logística y Tecnologías para Laboratorios S.A. de C.V., ya que contó con todos los requisitos técnicos solicitados en la convocatoria para dicha licitación; posteriormente, los laboratorios de genética y balística forense fueron inaugurados por el entonces gobernador del estado, Mario López Valdez, y el entonces procurador de justicia, Marco Antonio Higuera, gastándose más de  3 millones de pesos para equiparlo. Además de la remodelación de un laboratorio de química, se hizo la entrega de 4 vehículos de laboratorios móviles y 3 ambulancias de servicio.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo