Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Funcionario se estaciona en área de discapacitados

CULIACÁN-DENUNCIA

Culiacán, Sin. "La peor discapacidad es no darse cuenta de que todos somos iguales". Es molesto ver autos estacionados en lugares exclusivos para personas con discapacidad cuando no lo necesitan. Quizá a algunos provoca enojo e impotencia.

Pero más molesto es ver que quién lo hace, se supone tiene un grado de educación, para muestra, aquí una imagen de un funcionario público, que estaciona su carro en un cajón para personas con discapacidad.

¿Dónde está tu conciencia?

¿Cómo alguien que no tiene una discapacidad física, sí tiene la cara para utilizarlo; habiendo más lugares por ahí? Seguramente has dicho o has escuchado: "tú estaciónate, ahorita hago como que no puedo caminar bien".

No hay argumento que valga, ni la prisa, ni que sólo fueron 5 minutos. Este es un asunto de civilidad, más que falta de cajones para estacionarse. Evidentemente, quienes lo hacen, tienen plena salud y no saben lo que significa avanzar 10 metros demás en una silla de ruedas o con alguna lesión.

Para algunos es un asunto menor, pero en la medida que más gente sin discapacidad vaya violando el reglamento de tránsito y acaparando lugares de estacionamiento que no le corresponden, la sociedad se va deshumanizando. 

Son pocos los espacios

De acuerdo al Manual de Recomendaciones de Accesibilidad del Gobierno Mexicano, al menos 1 de cada 25 estacionamientos debe ser para personas con discapacidad. Es decir, en promedio sólo está destinado el 1% para cajones exclusivos. Entonces ¿por qué los invaden?

El problema de México

Un ejemplo que se da en países más desarrollados como Alemania, Japón o Estados Unidos. Este acto es sencillamente inadmisible, no sólo por las altísimas multas que le cobran al que se atreva a hacerlo, sino porque desde pequeños, los niños aprenden una cultura de respeto hacia las personas con discapacidad y tienen la infraestructura para que se puedan desplazar sin dificultad.

El problema en México, no sólo es la falta de planeación y espacios para las personas con discapacidad, sino la falta de educación al respecto. Es muy común ver cantidades de automóviles sin placas de discapacidad utilizando los espacios en oficinas, centros comerciales y no se diga en la calle.

También es un ejemplo que los hijos ven como bueno y lo copiarán en su vida adulta; pues no hay enseñanza de que la idea no es acaparar el lugar más privilegiado para caminar menos. La idea es buscar, aunque sea más tardado, un lugar que no afecte a alguien más que está en desventaja.

Denuncia a través de las redes

Sabemos que actualmente las redes sociales difunden y denuncian varios actos de quienes se estacionan mal u ocupan lugares que no les corresponden. Pero nunca se sabe qué pasó después, si le aplicaron la multa o el conductor tranquilamente se fue. Generalmente ocurre la segunda opción, pues nadie de estas personas siente una amenaza real por violar el reglamento y a la vez, violar una regla básica de ética: respetar a las personas con discapacidad.

¿Qué pasa con las multas? ¿Es tan difícil respetar su lugar? El llamado es también para aquellos familiares que hacen mal uso de los permisos especiales, y los utilizan aunque no vaya a bordo la persona con discapacidad.

Esperemos que las fotografías surtan efecto, que la autoridad las tome como prueba y se sancione al responsable por medio de la placa.

Hay que fomentar la denuncia ciudadana, pero que sea efectiva, para que al menos se crezca con el castigo y así, el siguiente paso, será evolucionar hacia el respeto y la civilidad.