Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Insensible Peña Nieto ante afectaciones de reforma fiscal

MÉXICO

Culiacán, Sin.-Sólo que el presidente y el secretario de Hacienda escucharan el clamor popular, sería posible modificar la reforma fiscal que afecta a micro y pequeños empresarios, señaló el diputado federal, Carlos Castaños.

Aseguró que dicha reforma sólo sirvió para cerrar pequeñas y micro empresas, dejando como consecuencia el despido de los trabajadores.

El legislador panista dijo que sí se puede dar marcha atrás a la reforma fiscal y regresar al régimen de Repecos en beneficio de los pequeños contribuyentes. Además, comentó que el PAN contribuye a esto con organismos sociales en las campañas de socialización y presión para lograr que el gobierno federal dé marcha atrás a la reforma fiscal que sólo ha perjudicado a la planta productiva del país.

"Se han ido atorando las discusiones, la verdad es que nosotros sentimos al PRI muy cerrado en este tema. Presentamos ya la propuesta, por ejemplo, de regresar los Repecos a su esquema original, para que no estén pasando por todo este Viacrucis fiscal, empezando por el tema de la facturación electrónica, entre otros detalles que han causado un retraso en el cumplimiento de su obligación".

Ante los llamados de los diferentes sectores afectados por la reforma fiscal, el legislador panista dijo que, como partido, "hemos percibido que el partido en el gobierno ha estado muy renuente a esta posibilidad, de plano creo que el presidente no está siendo nada sensible al clamor, a la exigencia ciudadana de que la reforma fiscal no sea o no vaya en contra de los contribuyentes".

Dicho posicionamiento, abundó el diputado Carlos Castaños, está generando un severo daño a las empresas en México, "al grado de que ya se han presentado cierres, incluso se han presentado despidos de gente, de trabajadores".

Por ello, entre las acciones realizadas por los panistas y otros sectores sociales, está el generar una movilización de los directamente afectados para hacerle ver al presidente, Enrique Peña Nieto, el rechazo a la reforma y que se dé marcha atrás en la misma.