Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Jonás Guerrero lleva al Vaticano buenas noticias de Culiacán

CULIACÁN

"Vengo a traerle muy buenas noticias sobre Culiacán", fue el mensaje del obispo de la Diócesis de Culiacán, Jonás Guerrero Corona, llevó a el Papa Francisco, en su reciente visita al Vaticano, dentro de un viaje que realizó Roma del 26 al 31 de mayo, junto a otro grupo de obispos mexicanos en la llamada visita Ad Limina Apostolorum, en la que estos representantes dan cuenta de sus diócesis.

"Nos dijo, están en su casa, fue muy cercano, muy jovial, muy fraterno, me acompañó a este viaje mi secretario particular el padre César Campos, nos saludamos", explicó Guerrero Corona. Destacó además que fue el padre César quien le pidió a su santidad que recibiera un abrazo de parte de los sinaloense, y la respuesta fue afirmativa.

Destacó que llevó las buenas noticias de los sacerdotes, generosos, entregados, trabajadores, son 123 parroquias (agrupadas en 16 decanatos), y unas cuasi parroquias que está en proceso, donde se desarrolla un plan pastoral escrito. Otra de las buenas noticias que llevó fue el diaconado permanente que se realiza aquí muy seriamente.

La razón de este viaje fue el encontrarse con el sucesor de Pedro "para compartir alegrías, incógnitas, situación, el proceso de la vida local, del seminario, de los laicos, asociaciones, labor pastoral, la vida consagrada, a eso fui", señaló.

Todo esto lo envió previamente por escrito a través de un informe de 120 páginas con todo estos temas. Fue el día 30 de mayo cuando tuvo oportunidad de reunirse con su santidad durante dos horas.

Según los cánones 399 y 400 del Código de Derecho Canónico, la llamada visita Ad Limina Apostolorum, es una obligación que debe cumplirse cada cinco años, la última vez acudió el obispo Benjamín Jiménez Hernández.

El obispo señaló que al Papa Francisco le agradó el conocer que en esta región se cuenta con centros de formación de teología para laicos en Los Mochis, Guasave, Guamúchil y Culiacán con programas específicos, para la formación de catequistas. "Al Papa le agradó que estuviéramos impulsando la formación integral de nuestros laicos".

Consideró que el tema le llamó la atención por la estructura del conjunto pastoral, la casa parroquial, y por su alcances parroquiales hacia los diversos sectores de la sociedad, como la ayuda de traducción para sordomudos.

Además se unió a la petición de que el Papa visite México, y celebró el anuncio de que será esto el próximo año, por el mes de septiembre. En la basílica de la Virgen de Guadalupe, además de una diócesis de frontera.

El mensaje del Papa Francisco para los culiacanenses, es "su invitación para ocupar su lugar en la evangelización, a que el laico ocupe su lugar en la vida social, donde haya un católico que esté el evangelio vivo, la experiencia del varón, de la mujer, del adulto, sembrando evangelio donde esté".

La diócesis abarca geográficamente desde Pueblos Unidos hasta que se termina el estado de Sinaloa colindando con Sonora y Chihuahua.