Culiacán

La Cofradía de Imala se convirtió en otra víctima de la sequía en Sinaloa

De un lugar mágico por la cantidad de vegetación, La Cofradía pasó a convertirse en zona desértica a causa de la sequía en el estado de Sinaloa

Por  María Arredondo

La Cofradía de Imala otra víctima de la sequía en Sinaloa(Foto: Luis Gerardo Magaña/ Debate)

La Cofradía de Imala otra víctima de la sequía en Sinaloa | Foto: Luis Gerardo Magaña/ Debate

Sinaloa.- De ser considerado un lugar mágico por su gran cantidad de vegetación, la comunidad de La Cofradía pasó a ser víctima de la sequía convirtiéndose en una zona desértica donde las pocas familias que ahí habitan se han visto orillados a solicitar apoyo de pipas para subsistir.

La Cofradía es un pequeño pueblo en las orillas de la sindicatura de Imala, perteneciente al municipio de Culiacán, Sinaloa, donde habitan alrededor de 100 personas cuya actividad económica principal es la pesca

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

A pesar de no ser una zona turística, ha llamado la atención de los Sinaloenses por sus características especiales, como lo es su vegetación, algunos incluso han decidido nombrarlo como el ‘Narnia Sinaloense’ catalogándolo como un lugar mágico y especial.

Leer más: Cuatro importantes narcos mexicanos gozarán esta semana de su libertad y estás podrían ser las consecuencias

Sin embargo, actualmente la sequía del estado ha ocasionado graves afectaciones en las zonas, dejando sin actividades económicas al pueblo, lo que solía estar lleno de agua ahora sólo es una zona lodosa con cadáveres de algunas vacas que no lograron sobrevivir.

María Luisa Alvarado Tizoc, sindica de Imala, informó que, en esta temporada es común que se modifiquen los niveles de agua y el clima, pero nunca de la manera en la que se encuentran hoy en día.

Los habitantes están alarmados porque la presa tiene alrededor del 10 por ciento de su capacidad, cuando normalmente se reduce sólo hasta el 50, la gente vive de la actividad pesquera y debido a la situación en la que se encuentran se han quedado sin trabajo.

Sin energía eléctrica y ahora con sequía, viven los habitantes de La Cofradía | Foto: Luis Gerardo Magaña/ Debate

Fue hace aproximadamente dos meses cuando el pueblo sufrió los fuertes estragos de la sequía que golpea al país y al estado, llegaron a los extremos de no tener agua ni siquiera para el uso de las pequeñas familias que ahí habitan.

El gobierno del municipio de Culiacán se ha encargado de enviarles pipas, las cuales se supone que deben acudir dos veces por semana, pero sólo llegan una vez. Han exigido al ayuntamiento que sean más constantes pero la respuesta que siempre obtienen es que no cuentan con el equipo suficiente ya que en la sindicatura de Imala son 18 comunidades y el 50 por ciento necesita el servicio de agua. 

Leer más: La sequía actual en Sinaloa es la más grave en 58 años: Conselva

Por si fuera poco, La Cofradía no cuenta con energía eléctrica, recientemente se acaba de aprobar el proyecto para que se comience con su instalación, se pretendía que se hiciera en el mes de abril sin embargo aún no tienen respuesta.

Enrique León, habita en la última casa del pueblo cuya locación era la más cercana a la presa, mencionó que ha tenido que acudir a Culiacán cada 3 días a recolectar agua porque las pipas no llegan hasta su vivienda y camina algunos kilómetros hacia la presa de Sanalona donde aún queda un poco de agua para darle agua a su ganado. Al estar más cerca de la presa Don Enrique estaba acostumbrado a ver algunos visitantes acampar todos los fines de semana, pero con la situación crítica las personas dejaron de asistir.

 
La Cofradía de Imala se convirtió en otra víctima de la sequía en Sinaloa
Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo