Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Culiacán

La primera vez que Joel Torres escapó de la muerte

CULIACÁN
Avatar del

Por: EL DEBATE

Culiacán, Sinaloa.- Joel Torres Jiménez ha escapado de la muerte en tres ocasiones. La primera de ellas ocurrió en abril de 2008, en un billar que en ese entonces se encontraba por la avenida Revolución, en la colonia Guadalupe Victoria.

'Miguel', un paramédico que atendió el servicio donde resultó herido el hijo de "El JT", recuerda la anécdota como si el hecho hubiera sido hace poco tiempo.

'Miguel' recuerda que se encontraba viendo televisión en el área de descanso de Cruz Roja cuando recibió el aviso de una balacera con heridos.

>

Riesgo. "Acudimos en dos ambulancias porque reportaban tres heridos y cuando llegamos, el lugar estaba lleno de policías y de gente queriendo ver de cerca a los lesionados", señaló el paramédico.

Los funerarios habían llegado primero que los socorristas y uno de ellos le dijo a 'Miguel', "Oye, el herido es hijo de 'El JT', pa' que se pongan 'truchas'".

Atender y trasladar a una persona baleada al hospital aumenta la adrenalina y ya es un riesgo para los socorristas, pero con el comentario el ambiente comenzó a ponerse tenso y los nervios estaban presentes.

La situación se torna incómoda y los pensamientos empiezan a vagar por lo que podría suceder. 'Oye, ¿cómo está?', le preguntó un funerario a 'Miguel', '¿Como está quién?', le contestó. "El Joelillo, el hijo de 'El JT', insistía el trabajador. "¡El de la camisa blanca!". El comentario puso en alerta a 'Miguel', quien reaccionó de inmediato y sólo se limitó a decir que estaba grave.

"¿Adónde lo van a llevar?", preguntó el funerario. 'Miguel' le contestó que no sabía, que la familia no le había dicho nada.

De pronto un amigo de los heridos se acercó al socorrista y preguntó lo mismo. "No sé, díganme ustedes adónde lo llevo", le contestó.

"A la Culiacán, 'compa', pero de volada", refirió el joven. 'Miguel' advirtió a sus compañeros sobre el personaje que estaban a punto de trasladar y del riesgo que implicaba. "'Pos' ni modo", dijo uno de ellos, "Ya qué, 'pos' nomás vete de volada".

Los socorristas subieron a Joel Torres a la ambulancia y a otro de los heridos.

>

Uno más fue trasladado en otra unidad.

Para sentirse seguros, los socorristas pidieron apoyo a los policías. En el trayecto, la ambulancia iba a toda velocidad, el chofer de la unidad se brincaba los topes sin detenerse; atrás venían los policías, resguardándolos.

En cuestión de minutos llegaron a la clínica y los paramédicos ingresaron a los heridos de inmediato.

Al borde de la muerte. Los médicos que estaban de guardia empezaron a atender a Joel y notaron que la situación era grave.

El tono gris que empezaba a notarse en la piel del joven no era nada alentador, la piel estaba fría y apenas respiraba.

"Tiene el pulso muy débil, este ya está muerto", dijo uno de los médicos.

La esperanza de vida que los galenos le habían pronosticado a Joel Torres era mínima.

Aun así, los médicos y las enfermeras empezaron a colocarle aparatos y medicamentos, a la vez que anunciaban que fueran preparando el quirófano.

La herida más grave de Joel era una en el abdomen.

A simple vista se le podían apreciar los órganos vitales y por la herida cabía el puño de la mano. La escena era impresionante.

Tres heridas más reducían las posibilidades de vida de Joel Torres.

El hijo de "El JT" apenas se quejaba, las fuerzas se le habían ido y estaba a punto de perder la conciencia, mientras los doctores lo empezaron a preparar para ingresarlo al quirófano.

Otro médico que atendía a Joel, dijo: "Tiene una prótesis en la mano", alguien gritó: "!No¡, lo que pasa es que el muchacho estaba jugando billar cuando lo atacaron y lo que trae en la mano es un guante".

El médico se lo quitó y lo tiró a la basura.

Al mismo tiempo, los otros dos jóvenes eran atendidos en la misma área de urgencias, pero las heridas no ponían en riesgo sus vidas.

Joel Torres salió con éxito de la operación y estuvo internado varios días en la clínica, hasta que se recuperó por completo.

Ese atentado sería uno de los tres a los que Joel Torres ha escapado de la muerte.

En esta nota:
  • jt
  • hijo
  • atentados
  • Joel Torres Jimenez
  • seguridad
  • violencia