Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La violencia sobrepasó los salones de clases

Maestros y doctores creen pertinente el programa Operación Mochila, siempre y cuando se lleve 
a cabo de la manera adecuada

Diversas situaciones de violencia en instituciones educativas se han presentado recientemente dentro del país. Cuestiones como bromas, burlas y demás agravios han subido de tono hasta llegar a amenazas, y en el peor de los sentidos han sucedido verdaderas tragedias, tal es el caso de la masacre que se llevó a cabo el pasado mes de enero en un colegio de Monterrey, Nuevo León, en donde uno de los estudiantes con un arma de fuego disparó en contra de sus compañeros y de su maestra, para finalmente dispararse a sí mismo. También se puede citar el asesinato de un joven estudiante de preparatoria que fue víctima de uno de sus compañeros de clase. El crimen sucedió hace más de dos años en la ciudad de Los Mochis.

Así, cada vez son más los casos de violencia en las escuelas, un tema que pone a todos en alarma porque involucra a estudiantes de todos los niveles educativos, docentes y padres de familia.

Para evaluar el contexto social y el problema que se está viviendo dentro del área educativa, algunos especialistas se reunieron en una mesa de análisis convocada por EL DEBATE para dar sus puntos de vista y presentar algunas medidas que se podrían implementar para combatir esta preocupación social. Entre los participantes estuvo el doctor Miguel Antonio Bórquez, especialista en adicciones y jefe de la unidad en el Hospital Psiquiátrico de Sinaloa; Aristeo Zavala León, maestro de la Preparatoria Nocturna Central de la UAS, así como de la secundaria Obrera Campesina de Culiacán; Prudenciano Moreno, profesor investigador de la Universidad Pedagógica del Estado de Sinaloa, unidad Los Mochis; Sixto Rosas Hernández, jefe de Servicios Regionales de la Sepyc en Ahome; y la profesora de nivel media superior Bedelia Martínez Ruiz.

Mesa de análisis

Para lograr entender el problema es necesario conocer el trasfondo de este, señala el profesor Prudenciano Moreno.

Dentro de la mesa de análisis los especialistas coincidieron en que primero se debe conocer cuál es el entorno en el que se encuentran los estudiantes: «Es relevante también involucrarse desde el aspecto emocional y psicológico de los niños y los adolescentes», enfatiza el doctor Miguel Bórquez.

Otro de los puntos de vista que agregó el maestro Aristeo Zavala fue que antes no se hablaba de tantas agresiones entre los jóvenes, eran simplemente cambios conductuales por los que atravesaban en diferentes etapas; empero, los roles que han tomando los padres de familia en la sociedad posiblemente han afectado en la educación y la comunicación con sus hijos debido a que las diversas ocupaciones que tienen durante el día no les permite tener el tiempo para atender y conocer las necesidades de todos los miembros de la familia.

Los profesores Prudenciano y Sixto señalan que la responsabilidad en cuento a la educación de los estudiantes no se debe dejar a la deriva ni delegar a quien no le corresponde, pues es dentro de la familia en donde debe iniciar la educación y en donde se inculcan los valores, y es en las escuelas en donde se refuerzan y llevan a la práctica con la convivencia entre alumnos y maestros. Por lo tanto, esta es una responsabilidad y trabajo que se debe realizar en conjunto: padres de familia y maestros.

Ante esto, el profesor Prudenciano Moreno agrega que las escuelas tienen que ayudarse con un departamento o con un área de desarrollo humano donde pudiera trabajar un psicólogo educativo, un médico y un investigador que pudieran acopiar de elementos a las escuelas para resolver problemas graves, no únicamente de acoso escolar y violencia, sino también de problemas de desequilibrio emocional.

Por su parte, el pedagogo Prudenciano Moreno expone que el programa educativo 2016 contiene un área de desarrollo personal y social que permite darle este giro a las escuelas; no obstante, aunque existe, en muchos de los casos son programas inusuales, deficientes u olvidados.

El entorno en el que se cultiva la educación en el país —principalmente en el estado de Sinaloa— es complejo, ya que está contaminado por una plaga llamada narcocultura, la cual afecta un número importante de la sociedad.

«Tomando en cuenta que los niños imitan lo que ven y con un alrededor con una cultura que es atrayente por el materialismo, los jóvenes deben tener una base de valores fuerte y resistente ante la fácil manera de conseguir armas, drogas o dinero, que finalmente repercute en los desequilibrios mentales y emocionales de muchos adolescentes y niños que tienen en su mente la idea de causar daño porque no han sido orientados hacia una cultura de la sanidad emocional e intelectual; no han sido orientados hacia una cultura humanista, sino materialista», advierte Moreno.

Operación Mochila, ¿sí o no?

Los participantes de la mesa de análisis aseguran que más que una estrategia de esculque de mochilas es necesario conocer las emociones y los problemas que cargan los adolescentes en sí mismos. Consideran pertinente que se realice este método siempre y cuando se lleve a cabo con todos los cuidados necesarios, evitando que se dañe la sensibilidad de los alumnos, entre otros factores que se deben tomar en cuenta.

Todos coinciden en que se debe trabajar con otras acciones, como medidas de contacto con la familia, de contacto con el gobierno y en el interior de la escuela. Ante esto, la profesora Bedelia agrega: «Se debe dar una atención más personalizada, no solo hacer una operación mochila para encontrar elementos de riesgo, sino también una revisión de actitudes, desde la familia, por medio de los acuerdos que se toman en los consejos técnicos, porque nosotros somos los principales observadores. A veces somos los maestros quienes tenemos que ir al rescate de los alumnos por situaciones que encontramos y que la misma familia no le da solución.

El profesor Sixto Rosas expone que se deben atender las causas, no los efectos; y encontrar un arma a un alumno es un efecto de problemas emocionales y psicológicos. Puntualizó también que por parte de la Sepyc se van a fortalecer cinco acciones: la primera se trata de fomentar el desarrollo de los valores; el segundo, promover el programa de Convivencia Escolar; el tercer punto tiene que ver con la armonización de otros programas, como En Sinaloa se Viven los Valores, que sumarán esfuerzos a la lucha contra la violencia. La cuarta acción involucra a las diversas autoridades para participar con las escuelas; por último, la quinta acción se llama observación.|

Finalmente, en la mesa de análisis se concluye que es mucho el trabajo que se tiene que hacer como sociedad para sacar adelante a los estudiantes y encaminarlos con todo el apoyo que requieren.

 

Operación Mochila
La Operación Mochila ha sido un tema de controversia en todo el país, puesto que algunas personas no están de acuerdo al considerar que es una medida drástica que violenta los derechos humanos de los niños y los adolescentes, que puede interpretarse como criminalización para ellos. Todo esto en referencia al artículo 16 constitucional, el cual establece que nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento.

Recomendaciones

Modelo educativo
Es necesario fortalecer el trabajo en equipo, respetar opiniones y diferentes formas de pensar; expresar necesidades y sentimientos, así como escuchar.

> Equipo
La responsabilidad de contrarrestar la violencia que se genera en las escuelas es un trabajo que se debería realizar en colaboración con padres de familia y maestros, pues es importante recordar que la educación comienza en casa.

> Convivencia
Realizar actividades en familia ayudaría a establecer una mejor comunicación. Es importante comer en familia, divertirse, pasear, entre otras cosas.

> Influencia
Los medios de comunicación son una gran influencia para los jóvenes, principalmente para los niños, que adoptan estereotipos que pueden dañar su propia personalidad.

> Guiar
Los hijos deben ser guiados por sus padres para tomar el camino adecuado, basándose en sus anhelos, en sus aptitudes y en metas que se propongan, siempre bajo un buen ejemplo.

Tambien te puede interesar