Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Ladrones traen en jaque al ayuntamiento de Culiacán

CULIACÁN

Culiacán, Sinaloa.- Mientras los negocios de chatarra hacen un gran negocio al comprar en unos cuantos pesos medidores de agua, kilo de cobre, tapas de alcantarilla, entre otros objetos que son robados, esta acción afecta seriamente las finanzas de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Culiacán (Japac), así como al mismo Ayuntamiento de Culiacán.

Las pérdidas por los robos le significan grandes daños a la comuna y a la Japac, ya que cuantificadas ascienden al año en varios cientos de miles de pesos.

Golpe económico. Por este tipo de robo también se ve afectada la economía de los ciudadanos, pues en el caso del robo de los medidores, en la mayoría de los casos los usuarios tienen que asumir con el costo del mismo, comentó Jesús Higuera Laura, gerente general de la Japac.

El funcionario municipal detalló que en este año se están robando un promedio de 200 medidores de agua de forma mensual, aunque la cifra ha bajado con respecto a años anteriores hasta en un 60 por ciento, desde enero hasta el último de marzo se han robado 673 medidores, lo que se traduce en una pérdida de 437 mil pesos. En muchos casos, dijo, dependiendo del estado económico del usuario, la Japac les brinda un apoyo, pero esto es en el menor de los casos.

Como si no fuera suficiente, cuando el ladrón se lleva un medidor provoca grandes fugas de agua, por lo cual hace doble daño a la comuna, sobre todo en tiempo de sequía.

"Desgraciadamente se llevan los medidores para satisfacer un problema de droga y los malbaratan, casi los regalan, por lo que los compradores hacen su gran negocio", comentó.

Afectaciones. La paramunicipal cada año tiene grandes pérdidas económicas, porque también los amantes de lo ajeno se llevan las tapaderas de las alcantarillas. En lo que va de los tres primeros meses que han transcurrido se han robado 46, lo que representa un daño directo a la Japac de 207 mil pesos, el año pasado, en las mismas fechas se habían robado 59. En total en todo el año se sustraen de entre 200 a 250 tapas, las cuales terminan en los negocios de fierro viejo, resaltó Higuera Laura.

La Japac también se ha visto afectada por el robo de motocicletas, hasta la fecha los ladrones se han apoderado de cinco unidades, lo que representa una pérdida de 100 mil pesos, el año pasado se robaron 20.

El titular de la paramunicipal indicó que, en otras ocasiones, por tal de llevarse un pedazo de cobre de las bombas de los ríos, los amantes de los ajeno afectan a usuarios de diversos sectores, quienes se quedan por horas sin el servicio del vital líquido.

El funcionario urgió la necesidad de que se legisle a favor de leyes y castigos más duros para los propietarios de los negocios que compran chatarra y fierro viejo robado.

"A nosotros nos serviría que se reglamentara en ese sentido, que se endurecieran las penas y los castigos para el que compre, porque para ellos es un gran negocio porque compran prácticamente regalado, pero a nosotros y a la ciudadanía nos provocan un daño muy serio", comentó.

Pese a los daños que ocasionan, en la actualidad la autoridad municipal sólo sostiene pláticas de concientización para que no compren objetos robados, con los dueños de estos establecimientos.

Higuera Laura, explicó que la disminución de los robos de medidores, en gran parte, ha tenido que ver con la coordinación con la que se trabaja con la autoridad municipal.

Dejan en la oscuridad. Sin duda el robo que más afecta al Ayuntamiento es el robo de cable, explicó el director de servicios públicos, Carlos Sánchez.

Al llegar a esta administración se encontró con un déficit de 7 mil metros de cable, el cual había sido robado durante el 2013.

¿En dónde se realizaron estos hurtos?, fue en los diversos sectores de: Los Huizaches, Toledo Corro, una parte de la Calzada Aeropuerto, colonia Nuevos Aires, Acueducto II, Margarita, la Conquista y el sector Canaco. El cableado se repuso, pero el mismo y con los 421 metros de cable que se ha hurtado, en esta administración se han gastado 146 mil pesos.

Otros de los robos que afecta a la comuna son los de las plantas de ornato en los camellones, y es que a decir de Carlos Sánchez, durante la pasada administración municipal se pusieron plantas de ornato fino, las cuales tienen un costo de entre los 3 mil a 5 mil pesos.

Prevención. El titular de Servicios Públicos detalló que, con el fin de evitar el hurto del cableado se tiene proyectado instalar cámaras de seguridad en los sectores en donde se ha detectado este delito. También invitó a la ciudadanía a denunciar al 066, a todas aquellas personas que estén sustrayendo objetos del Ayuntamiento y el cableado, pues señaló que los daños que se le hacen a la comuna afectan a toda la ciudadanía.

Ambos funcionarios coincidieron en que es muy difícil para la comuna saber la identidad de los ladrones, debido a que se tienen que agarrar de forma "infraganti" y eso es difícil. Apelaron al buen juicio de los propietarios de fierro viejo para que no compren objetos robados.

También invitan a los legisladores para que impulsen leyes que vengan a sancionar a quiénes compren cable y fierro robado, ya que no sólo es el robo ni los daños económicos que los ladrones provocan, sino que en algunos casos, como el robo de las alcantarillas, ponen en peligro a la ciudadanía.