Culiacán

Las trabas para candidatos independientes

Esta será la primera ocasión donde los ciudadanos podrán elegir entre un mayor número de partidos políticos y la figura de candidatos independientes

Por  Luis Moreno

Electorados tienen variedad de candidatos para elegir.

Electorados tienen variedad de candidatos para elegir.

Culiacán, Sin.-  “Sin dinero, lo único que nos queda es ir a ras de piso. Así estoy trabajando: voceando en un triciclo con unas bocinas prestadas. Esa es la diferencia”, relató Luis Arturo de la Fuente, candidato independiente a alcalde de Paraíso, en Tabasco.  Con recursos limitados, sin difusión de la figura por parte del INE ni tiempos en radio y televisión, y sin una estructura partidista que los respalde, en total 132 candidatos independientes en el país buscan un puesto de elección popular en condiciones adversas. 

Son las conclusiones a las que llegó una investigación de Periódicos Asociados en Red (PAR), a partir de entrevistas a candidatos independientes y a autoridades electorales a nivel local y federal. En Jalisco, Tabasco, Veracruz, Yucatán, Durango, Coahuila, Sinaloa, Sonora y Baja California, se repiten las mismas historias de quien fracasó en obtener el registro o quien lo obtuvo pero enfrenta un proceso inequitativo.

“En el extremo de la inequidad están los independientes”, consideró Vidal Romero, jefe del Departamento de Ciencias Políticas del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). “La idea de equidad no hace competitiva la elección, hace más fuertes a los que tienen más recursos”, acota. Y concluye: “La reforma electoral abre una ventana a la participación ciudadana, pero sigue favoreciendo a (los) partidos”. 

“Viola el principio de equidad como derecho humano. La ley debe tratar a todos por igual y en el caso de las candidaturas independientes no hay una ley equitativa, tiende a privilegiar a los partidos”, afirmó Manuel Clouthier, candidato a diputado federal por el Distrito 05 en Sinaloa. Hasta la fecha no ha conseguido que el INE transmita sus spots. “La gente no entiende cómo se puede votar por candidatos sin ningún partido; nosotros hemos tenido que suplir lo que manda la ley al INE: difundir la figura porque ellos no la difundieron”, criticó Clouthier.

Luis Carlos Ugalde, exconsejero presidente del desaparecido Instituto Federal Electoral (IFE), consideró: “Queremos que haya una opción para que alguien compita externamente al sistema con una legislación más ágil y menos engorrosa sin que signifique que pueda haber miles de candidatos independientes’’. Pedro Kumamoto, candidato independiente a diputado local por Jalisco, tiene un financiamiento por 18 mil pesos. En contraste, a nivel nacional quedaron registrados sólo 22 candidatos independientes a la diputación federal, por lo cual la bolsa de recursos económicos es más alta de un millón 66 mil pesos para su proselitismo. En Tabasco, la autoridad electoral local aprobó 122 mil pesos para apoyar candidaturas independientes a alcaldías. En total contienden seis candidatos: les  tocó de a 22 mil pesos. Si hubieran sido más, se reduce el monto. 

“Las reglas son inequitativas para nuestras candidaturas”, señaló Kumamoto. “Casi no recibimos financiamiento y nos pide muchos requisitos el Instituto Electoral que no  pide a los partidos políticos’’. “Lo más difícil a la hora de recolectar los apoyos fue la falta de recursos y de publicidad”, explicó Jaime Rodríguez “El Bronco”, candidato a gobernador de Nuevo León. “Los próximos legisladores serán los que tengan la última palabra para modificar el reglamento con la finalidad de que en futuros procesos electorales la figura independiente tenga una mayor presencia”, señaló Doniciano Muñoz Loyola, vocal ejecutivo del INE en Baja California, entidad en donde ningún aspirante independiente logró el registro. 

Candidatos políticos. 
Siete de cada 10 de los aspirantes a candidatos independientes que se quedaron en el camino por falta de firmas o porque se retiraron voluntariamente de la contienda no tenían ninguna experiencia política. El 73 por ciento de los candidatos que comenzaron a recolectar las firmas de apoyo -pero fracasaron- eran ciudadanos que no tenían ningún antecedente en el ámbito político, de acuerdo con un análisis realizado por Periódicos Asociados en Red (PAR).

Para Vidal Romero, jefe del Departamento de Ciencias Políticas del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), una de las principales debilidades que dejó la reforma electoral a las candidaturas independientes es la colecta de firmas, la cual es muy difícil de llevar a cabo sin una base de simpatizantes. De ahí que la experiencia política sea clave en algunos casos. “Te piden que montes toda una estructura para tener un montón de seguidores antes de que comiences tu campaña o tu proceso electoral. Tienes que hacer técnicamente dos campañas y partes desde cero. Es un proceso muy inequitativo”, señaló el académico.

“Te permiten ser candidato independiente, pero no te dan la suficiente cantidad de recursos para lograrlo”, acusó Jaime Rodríguez “El Bronco”, aspirante a la gubernatura de Nuevo León. La legislación marca que la colecta de apoyos ciudadanos no será financiada con dinero público y que deberá ser llevada a cabo con recursos privados de procedencia lícita. También les prohíbe a los aspirantes contratar publicidad.

Manuel Clouthier, candidato a diputado federal por el Distrito 05 en Sinaloa y quien buscó contender de forma independiente a la presidencia de la República en 2012, consideró que una de las trabas más destacables es que el Instituto Nacional Electoral (INE) no le ha dado difusión a la figura de candidatos independientes. El delegado del INE en Jalisco, Carlos Manuel Rodríguez Morales, indicó que algunos aspectos deben replantearse por el Poder Legislativo y consideró que es un esquema que no permite la participación en condiciones de equidad.

“Por una parte, establece restricciones en el financiamiento privado con un tope del 10 por ciento”, precisó. “Tendría también que revisarse lo que indica la norma sobre los requisitos que deben de cumplir para ser registrados como candidatos independientes”.

La principal traba. 
La parte más difícil del proceso para convertirse en candidatos independientes y por la cual muchos claudicaron o no cumplieron fue la recolección de firmas. Los aspirantes tuvieron que recabar el dos por ciento de rúbricas del padrón electoral del distrito, municipio o estado por el que competían. Y no sólo eso, cada una de las firmas tuvo que ir acompañada de una copia, por los dos lados, de la credencial de elector. 

Para Manuel Clouthier, se trató de un requisito “irrazonable” que va en contra de las jurisprudencias internacionales, las cuales señalan que para ejercer el derecho humano a la participación política no se deben de exigir requerimientos desproporcionados a los ciudadanos. “¿Para qué necesita el INE copia de la credencial si ya las tiene? Basta la clave de elector y la firma”, señaló y consideró que también se debe eliminar el requisito de la territorialidad de las firmas.

“La gente que quería darte el apoyo te daba la firma, pero no quería darte la copia de la credencial del IFE”, indicó Renet Pérez,  quien no logró el registro como candidato independiente para la alcaldía de Puerto Vallarta por falta de firmas. “Les explicamos por qué nos la tenían que dar y ellos se negaban porque tenían temor del destino que iban a tener sus datos’’.

¿Independientes?
Con antecedentes políticos, la mitad de los candidatos.
Uno de cada dos candidatos independientes en este proceso fueron funcionarios públicos, exgobernantes o dirigentes sindicales vinculados a algún partido político. De los 132 perfiles de aspirantes que en 22 entidades del país y el Distrito Federal lograron el registro a nivel local y federal para contender por un puesto durante este proceso electoral, 74 tienen antecedentes en la política o en partidos, según un análisis de perfiles realizado por Periódicos Asociados en Red (PAR). 

Los perfiles se componen de exalcaldes, exregidores, exdiputados, exfuncionarios públicos, antiguos dirigentes partidistas, antiguos candidatos por otros partidos y hasta de líderes sindicales vinculados a agrupaciones políticas. El Artículo 3 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales señala que un candidato independiente es aquel “ciudadano que obtenga por parte de la autoridad electoral el acuerdo de registro”.

Para Luis Carlos Ugalde, exconsejero presidente del desaparecido Instituto Federal Electoral (IFE), la creencia popular de que los candidatos independientes deben ser personalidades alejadas de la política es una “falacia”. “Todos los candidatos son políticos, aunque sean llamados candidatos independientes”, señaló Ugalde. “Lo que se ha generado es una falsa expectativa de que los candidatos ciudadanos van a ser alejados de la política”, añadió. 

“El término correcto es candidatos sin el aval de un partido político, porque buena parte de los candidatos independientes son políticos, esa es la profesión’’, precisó. Jaime Rodríguez “El Bronco”, candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León y que militó 33 años en el PRI, aseguró que ser miembro de un partido político no te hace bueno ni malo, sino que es parte de la experiencia, y aseveró: “Dejé al PRI cuando vi al país incendiándose”.

“A mí me sirve la experiencia, mi capacidad y mis ganas que me permiten hoy hacer una propuesta muy concreta al estado”, afirmó.Para Carlos Manuel Rodríguez Morales, delegado del Instituto Nacional Electoral (INE) en Jalisco, el pasado político de los candidatos independientes es algo que debe quedar a juicio de los electores. “Hay algunos candidatos que han militado en partidos y esa información la debe tener el ciudadano para formarse un juicio sobre los candidatos”, consideró.

¿Votarías por un candidato independiente?
  • principal traba
  • renet perez
  • mauel clouthier
  • aspirantes
  • trabas
  • candidatos
  • independientes
  • elecciones