Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

«Los límites están en la mente, no en el cuerpo»

CULIACÁN

Armando y sus compañeros durante la competencia de escoltas.

Los estudiantes antes de partir al concurso de escoltas en Tepic, Nayarit.

«Los límites están en la mente, no en el cuerpo»

«Los límites están en la mente, no en el cuerpo»

Culiacán, Sin.- Armando Valdez Verdugo es un joven que nació con una deformidad en una de sus piernas. Sin embargo, esto no ha sido un impedimento para sobresalir en diversas actividades, entre ellas el futbol, ya que recientemente fue nombrado Mejor Jugador en una copa nacional de futbol para discapacitados. Además, Armando es un excelente estudiante, ha recibido múltiples reconocimientos académicos y también forma parte de la escolta de la secundaria ETI 72, donde actualmente cursa el tercer grado.ELDEBATE lo entrevistó acerca de su carrera deportiva y de algunos aspectos de su vida.

Armando, háblanos un poco de tu rutina diaria...

—Por la mañana me levanto, desayuno, hago mis tareas, estudio. Después me alisto para ir a clases, aquí (en la secundaria) es un turno de una a siete de la noche. De ahí me voy a mi casa. Martes y jueves, a las ocho y media, me voy a entrenar con el equipo de futbol en el parque Constitución.

Platícanos un poco sobre tu equipo de futbol

—Bueno, un día me enteré que había un equipo de personas con discapacidad y me dijeron que entrenaban ahí en el parque, y un día me presenté y fui bien recibido. Ya tengo casi un año en el equipo, y me tocó ir, hace poco, a un torneo a Monterrey. Íbamos una selección de jugadores de Culiacán y Mazatlán.

¿Cómo les fue en el torneo?

—Muy bien, quedamos subcampeones, y en lo particular tuve la dicha de ser nombrado Mejor Jugador del Torneo, además metí goles en la semifinal y en la final. Ahora estamos esperando la copa mundial, que será en noviembre aquí en Culiacán.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/RrEbdGMp_7Y?rel=0" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Armando, además del futbol, ¿qué otro pasatiempo tienes?

—Pues formo parte de la escolta de la escuela, hace poco fuimos a Nayarit, a un concurso nacional de escoltas que organiza el pentatlón, obtuvimos el quinto lugar. En ocasiones soy la voz de mando, también me ha tocado llevar la bandera, a veces.

Este año entregamos la estafeta a los nuevos miembros de la escolta, ya que nosotros egresamos.

¿Dónde continuarás tus estudios?

—Me inscribí en la preparatoria Central de la UAS, espero quedar, a mí me gustaría, terminando la prepa, estudiar ingeniería industrial, o alguna profesión que tenga que ver con ayudar a la gente, relacionarme con las personas es algo que me gusta.

¿Recibes apoyo de tu familia en tus actividades?

—Sí, claro que sí, sobre todo de mi hermano Fernando, somos gemelos, siempre andamos juntos, con él entreno y juego futbol, él es el comandante de la escolta y quien me invitó a estar en ella. Hacemos la tarea juntos, y cuando no entiende algo, le explico, sobre todo en español o historia, que son mis materias favoritas, junto con educación física.

Armando, ¿crees que la gente de Culiacán trata con el debido respeto a las personas con capacidades diferentes?

—A veces no, hay algunas personas que nos insultan y nos dicen cosas por nuestra discapacidad. Para mí, lo más difícil es mentalizarse, porque a veces uno cree que no puede hacer las cosas, pero cuando te lo propones, es posible, es cuestión de mentalizarse y no rendirse, nunca he tenido un problema grave con nadie, por discriminación, pero sí hay personas que se burlan de mi situación, pero no decaigo y sigo adelante.