Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Culiacán

'Lupita', necesita de tu valiosa ayuda

CULIACÁN
Culiacán, Sin.- Con la sonrisa y el rostro acalorado por las altas temperaturas de la ciudad, el pequeño cuerpecito iba de un lado a otro paseando por la casa, a veces gritaba fuerte para que le prestaran atención, otras tantas reía o parecía que iba a llorar.

Sus ojitos mostraban ternura al ver fijamente y a veces se podía notar la tristeza en su carita o simplemente la impotencia de no poder hablar o decir lo que siente.

De repente, con un movimiento apenas agitando su manita, pide agua, señalando su boca.

>

Los gestos y sonidos son la única forma de comunicación con la familia. María Guadalupe Jácquez Acosta, "Lupita,"es uno de los miles de casos de retraso sicomotor que hay en el estado.

Enfermedad. La pequeña está por cumplir 12 años y le diagnosticaron retraso sicomotor, talla baja. Anteriormente era atendida en el Hospital Pediátrico y en el DIF,pero las instituciones ya no pudieron brindarle atención debido a que la ayudaron durante mucho tiempo. Por desgracia, los pequeños que no son atendidos a tiempo ni reciben la rehabilitación correspondiente, a largo plazo pueden tener daños irreversibles, lo que afecta su capacidad motriz y de lenguaje.

El director de Promoción y Prevención de la Salud, Álvaro Martín Acosta, señaló que en este padecimiento hay problemas de coordinación motriz por falla a nivel cerebral y es necesario una rehabilitación que ayude a desarrollar algunas capacidades del niño.

Antecedentes. "Lupita" es criada por su abuela, ya que su mamá sufre de ataques epilépticos, por lo tanto no puede cuidar de ella ni de su hermanita. "La niña no desarrolló su cerebro, fue lo que me dijo el doctor. En en el CAM ya había mejorado, pero pos ya no puedo llevarla", expresó Gloria Padilla García, quien adquirió el compromiso porque no quería que las niñas fueran a dar a una casa cuna y se quedaran solitas.

>

La familia vive en una situación de pobreza extrema, en ocasiones no pueden llevar a la niña al CAM porque no tiene dinero para los camiones, ni para cubrir la cuota que tiene que pagar mensualmente.

Recibe una beca por parte de Cáritas, que a duras penas le alcanza para cubrir los gastos de la niña.

Ayuda. Las personas interesadas en ayudar a "Lupita" con medicamentos, alimentos o pañales, pueden comunicarse al teléfono 6672-03-73-93, directamente con la familia.

En esta nota:
  • ayuda
  • niña
  • apoyo
  • salud
  • lupita