Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Máquinas 'tragamonedas' son destruidas en el basurón

CULIACÁN

Culiacán, Sinaloa.- Un total de 478 máquinas de las llamadas "tragamonedas" fueron destruidas por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Los artefactos demolidos la tarde de ayer, en el basurón municipal, son el resultado de operativos realizados por la Procuraduría en los municipios de Culiacán, Guasave y Navolato.

Durante el acto estuvieron presentes el contralor de la PGJE, René Rodríguez Osuna, y el subprocurador de la Zona, Julio César Romanillo, quien informó que la destrucción de los aparatos es el colofón de un proceso previamente trazado por la Procuraduría estatal. "Este es el operativo, pero se inicia con una averiguación previa realizada en las agencias especializadas en delitos contra la salud en su modalidad de narco menudeo, posteriormente, procedemos por conducto de nuestros agentes a realizar el aseguramiento, posteriormente el traslado y después de otras diligencias periciales, se realiza la destrucción de las máquinas".

Tipificación. Recordó que la posesión y operación de este tipo de artefactos constituye un delito por corrupción de menores.

En el periodo comprendido entre los meses de abril , mayo y junio sólo en Culiacán se han asegurado 250 máquinas "tragamonedas" en distintos establecimientos de la localidad.

Los aseguramientos habrán de continuar mediante los operativos en los sitios donde se considere se incurra en el delito de corrupción de menores, así como la violación a la Ley Federal de Juegos de Azar.

Minutos después de que una unidad retroexcavadora pasó por encima de las máquinas apiladas en cuatro hileras, algunos pepenadores que presenciaban el operativo se acercaron a los derruidos artefactos para salvar algunas monedas que permanecían en su interior , además de otros materiales metálicos de los que estaban compuestas la máquinas minicasinos.

Antecedentes. Trascendió que Sinaloa es la única entidad que actualmente está llevando a cabo este tipo de operativos que concluyen con la destrucción de estos artefactos. Desde hace cinco años empezó a ser común observar la presencia de estos aparatos en abarrotes y otros pequeños comercios, y en su mayoría, son provenientes de China y Colombia, cuyo costo fluctúa en 17 mil pesos, aproximadamente.