Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Marea roja causa confusión entre marisqueros

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Un ambiente de confusión prevalece entre expendedores de mariscos de la localidad a raíz de la presencia de la marea roja en la bahía de Altata, Ensenada del Pabellón y El Colorado. Mientras algunos comercios de las periferias de la ciudad expenden las almejas y las llamadas "patas de mula" afirmando traer sus mariscos de zonas distintas a las de riesgo sanitario, otros señalaron desconocer el origen de los moluscos que venden, ya que los compran muy temprano en el mercado Garmendia, sin que se les notifique de qué bahía proceden.

Desconcierto. Ubaldo Cebreros, vendedor de mariscos preparados en el sur de la ciudad, dijo que desconoce el origen de las almejas y las "patas de mula", mariscos imprescindibles en la preparación de las populares "campechanas", de igual modo dijo que desconoce la información sobre la marea roja en las costas del municipio de Navolato. "Nosotros lo compramos en el mercado; desconocemos de dónde vienen, ya vez que en el mercado viene de todo. Yo creo que el sector salud debería vigilar a los puestos del mercado y exigirles que no lo vendan, así ya no compramos nosotros".

Aunque los puestos de venta de pescado y mariscos son varios en el mercado Garmendia, la pescadería La Palmita es el único comercio que expende almejas y "patas de mula". La propietaria de dicho local, Nereyda Niebla, dijo no vender esos productos desde que se enteró que existía un riesgo sanitario: "Nosotros lo compramos en El Castillo. Hace tres días nos trajeron 'patas de mula' de ahí y preparamos una botana y hasta ahorita no nos ha pasado nada".

El desconcierto entre los comerciantes de la localidad no es diferente al que entre los propios pescadores de la bahía de Altata habrían manifestado, quienes hace dos días afirmaron no encontrar razones para suponer que el dictamen de la Secretaría de Salud —sobre la presencia de toxinas en los moluscos de esa zona— fuera verdadero, sobre todo porque tanto la Capitanía de Puerto como los propios restauranteros manifestaron no haber sido notificados debidamente por ninguna autoridad competente, como la del Ayuntamiento del municipio de Navolato, la Secretaría de Salud o algunas autoridades de Pesca.

Solicitud. Los comerciantes expendedores de mariscos preparados coincidieron en afirmar que seguirán su rutina de trabajo de manera normal, en tanto no reciban una directriz en la venta total o parcial de sus productos, pero al mismo tiempo solicitaron a la autoridad competente vigilar de cerca los mercados de la ciudad, sitios donde la mayoría de los marisqueros compran su productos diariamente.