Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

María Isabel moviliza a cuerpos de seguridad

INVESTIGACIÓN

0Aun cuando no existe denuncia formal ante las autoridades estatales, la Procuraduría de Justicia designó a un grupo de investigadores de homicidios para investigar la desaparición de la menor María Isabel.

La razón, explicaron, es que ante la desaparición y no tener una causa probada de la misma, lo primero fue presumir un posible homicidio.

Pero a más de 10 días del hecho inicial, no se tienen los elementos jurídicos que demuestren la comisión de un ilícito, por lo que, aun cuando se ha iniciado una averiguación previa por desaparición, no se ha definido en calidad de qué deberá ser integrada.

María Isabel, según las primeras indagaciones, desapareció al presumiblemente caer a un canal en las inmediaciones de su domicilio, que se localiza en la periferia de la sindicatura de Costa Rica.

Lamentablemente, precisa uno de los investigadores, luego del hecho oscureció y los diferentes cuerpos de rescate tuvieron que suspender la búsqueda por falta de luz natural.

Al reanudar la búsqueda, se contó con el apoyo de elementos de diferentes corporaciones, incluso de efectivos del Ejército que hicieron el recorrido por el cause del canal pretendiendo localizar a la menor, sin resultados.

Al realizar sus primeras indagaciones, los elementos policiales fueron informados por la familia que se descuidaron y la niña cayó al canal, al menos dos vecinos corroboran esta versión, y que la vieron dentro del cause de agua.

El principal problema que han enfrentado, coinciden los investigadores, es que ha llovido mucho en los últimos días y creció el afluente del canal, aunque se han cerrado las compuertas para facilitar la búsqueda, pero el cuerpo no ha sido localizado.

Incluso, la búsqueda se ha extendido hasta el campo El Corazón, donde desemboca el canal.

Otro problema al que se están enfrentando, temen los investigadores, es que el cuerpo pudiera ser arrastrado por la corriente hasta una zona donde se ha detectado la presencia de caimanes, con las correspondientes consecuencias.

Cuestionados sobre si se ha acreditado legalmente la existencia de la menor, los elementos precisan que esto ya fue corroborado por la familia y vecinos, por lo que se tiene la obligación de continuar investigando.