Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

'Mi familia se cansó de mi adicción, por eso me vine a tratar"

TESTIMONIO

Culiacán, Sin. Manuel comenzó a consumir drogas a los 23 años de edad. Primero fue cocaína, y hace seis años también 'cristal'.

Él es uno de los cien internos en el Centro de Recuperación y Rehabilitación para Enfermos de Alcoholismo y Drogadicción (Crread).

Lucha contra algo incurable. Manuel reconoce que la drogadicción es una enfermedad sin cura, que sólo se puede controlar pero con el riesgo de volver a recaer. Esto lo ha vivido en los últimos seis años, en los cuales ha salido y entrado al Crread en diversas ocasiones.

La última vez, recuerda que llegó hablando solo y pesaba 43 kilos. Hoy, a siete meses de su reingreso, pesa 75.

Lo que motiva a Manuel a luchar por recuperarse es su madre y su familia, ya que un adicto "se los lleva entre las patas".

Se dice agradecido con este centro de rehabilitación, pues aprende de las experiencias de los demás y sabe que no ha tocado fondo, y si logra abstenerse, puede evitar muchos malestares que algunos de sus compañeros ya sufrieron.

Su deporte favorito es el voleibol y cocinar para sus compañeros del refugio.

La relación con su familia ha mejorado, pero admite que no hace planes, ya que antes ha recaído, y espera esta vez "hacerla" para poder disfrutar de una vida sin drogas.

Por último, admite que el adicto a veces se cierra y cree tener la razón, que el mundo está en su contra, pero una vez que reconoce su enfermedad y abre su corazón, "quema cinta" y comprende sus errores.

Una segunda oportunidad. El Crread trata en promedio a 100 personas al mes, y su dinámica de trabajo es a través de una terapia ocupacional, tres sesiones de charlas sicológicas y espirituales diarias, así como deporte.

Tienen 15 años en función y próximamente abrirán una sección para menores de edad. K

DATOS

100

Personas en promedio atiende simultáneamente este lugar.

15

Años tiene el CRREAD trabajando con personas adictas

El voleibol es el deporte favorito que practica Manuel.

La mecánica es uno de los talleres que otorga CRREAD.

Manuel espera no volver a recaer en el consumo de drogas.