Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Miguel un gran ejemplo de que no hay límites para apoyar a Cruz Roja

COLECTA ANUAL

Miguel en la cancha en donde también es un triunfador.

Culiacán, Sin.-La pasión por la vida y las ganas de ayudar a otras personas llevó a Miguel Ángel Brown Salazar a ser voluntario en Cruz Roja Culiacán. La benemérita institución le abrió sus puertas y desde hace tres años Miguel pertenece a esa gran familia de voluntarios, paramédicos y demás personal a quienes los mueve un sólo deseo: dar lo mejor de sí a quien más lo requiera.

Sin limitaciones. Miguel Ángel es un ejemplo de que cuando se quiere ayudar a Cruz Roja no hay limitaciones, sólo se debe tener voluntad y mucho amor hacia los demás.

A este joven de 22 años un accidente automovilístico le cambió algunas formas de ver la vida; tras perder una pierna en el 2007, en vez de sumirse en la depresión y la desesperanza, decidió vivir plenamente cada momento de su vida y estudiar duro para convertirse en un gran profesionista.

Al necesitar una prótesis para su pierna derecha, optó por estudiar mecatrónica en el Tec de Culicán y uno de sus grandes sueños es un día poder crear una prótesis avanzada que venga a darle una excelente calidad de vida a las personas que las necesiten.

Asegura que no tiene limitaciones, juega futbol, realiza otros deportes, además de que hace labor social en la benemérita institución.

Confianza. Al igual que todas aquellas personas que quieren a Cruz Roja, en las colectas siente la preocupación de que no se llegue a la meta. Asegura que cuando sale a botear y una persona le niega una moneda, le da tristeza pero sigue con esta noble acción con la esperanza de que el siguiente conductor o persona le diga que sí y deposite una moneda en su ánfora. Este joven de gran corazón pide a la sociedad que apoye a la benemérita institución en donde con cada moneda se hacen grandes cosas, como salvar vidas.

Miguel Ángel: "Para mí Cruz Roja es una gran instutución, los invito a que la ayuden porque algún día todos la podemos necesitar".

Miguel Ángel es un ejemplo de que Cruz Roja está conformada por personas honestas y de un gran corazón, cuyo único y gran pago que reciben es un agradecimiento o una bella sonrisa de las personas a las que les brindan la mano.

Cruz Roja está lejos de alcanzar la meta, por eso la gran familia que la conforma te pide que no la dejes sola y que ahora tú le brindes auxilio.