Culiacán

Muy bajas ventas señalan tener boleros de Catedral de Culiacán

Boleros tienen la esperanza de que lleguen pronto las vacunas contra COVID-19 a toda la población para que fluyan las ventas. Los trabajadores del calzado indicaron que un cierre de comercio los llevaría a una peor situación económica 

Por  Mario Núñez Lozada

Boleros de Catedral carecen de trabajo por poca afluencia de personas(Foto: Mario Nuñez)

Boleros de Catedral carecen de trabajo por poca afluencia de personas | Foto: Mario Nuñez

Culiacán, Sinaloa.- Los boleros de la plazuela Álvaro Obregón, en Catedral de Culiacán, manifestaron tener muy bajas ventas, por lo que señalaron que un cierre de negocios en el centro vendría a dejar aún más afectaciones para ellos. 

De acuerdo con los trabajadores, no tienen ganancias desde antes del inicio de la pandemia, por lo que hasta el momento la esperanza es poder mejorar sus condiciones económicas y tener clientes para poder sacar para sus patrimonios familias y alimento diario. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Bajas ventas 

“No hay nada de ventas, y ahorita no estamos pagando al Ayuntamiento porque no sale para las rentas, a duras penas logramos sacar para la comida del día”, manifestó Emilio Rodríguez, un bolero con más de 30 años en el giro.

Otra de las esperanzas para los trabajadores del calzado es que llegue pronto la vacuna contra el COVID-19 a toda la población, pues con ello la situación cambiaría y sus trabajos tendrían mayor vida al tener mayor flujo de personas en la ciudad. 

Leer másPreocupa a servidores públicos de Sinaloa elecciones de gubernatura y alcaldías

Emilio dijo que están sobreviviendo con las pocas ganancias que obtienen al tener uno o dos clientes al día, ya que todavía no hay mucho flujo de personas en las calles y las nuevas medidas de las autoridades limitan a que puedan tener una mejor perspectiva ante su trabajo. 

No todos han venido ya, por la misma situación que no se vende nada casi, es muy poca la gente que acude 

Emilio Rodríguez, bolero / Foto: Mario Núñez

Situación 

El trabajador con 33 años de bolero comentó que con todos los años que tiene como reparador de calzado en Catedral no tiene otra forma de ganarse la vida, por ello persiste en continuar trabajando en el lugar hasta poder recuperarse por las bajas ventas que se han tenido durante todo el año a causa de la contingencia sanitaria por el COVID-19. 

Son alrededor de 20 boleros los que día con día acuden a la plazuela Obregón en Catedral para buscar ganarse la vida; aseguraron que siempre van con una buena actitud y esperanza de un mejor día, pero desde las ocho o nueve de la mañana hasta las cinco de la tarde solo logran ganar de 100 a 200 pesos cuando bien les va. 

Leer másSinaloa registra 69 muertes por Covid-19 en el último día

Los boleros le hacen la invitación a la ciudadanía para que los apoyen con una o dos boleadas, ya que no tienen otra forma de sacar el sustento diario para sus familias. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo