Culiacán

Niños en adopción, otras víctimas del Covid-19 en México

La oportunidad de ser adoptados se redujo durante la contingencia sanitaria en México. En Sinaloa, alrededor de 264 menores pasarán la Navidad en casas de asistencia

Por  Lorena Caro

Foto temática(Pixabay)

Foto temática | Pixabay

Mexico.- El Covid-19 se convirtió en un golpe más para la vida de alrededor de 30 mil menores que se albergan en casas hogares o en centros de asistencia en México.

Con el cierre de oficinas del Gobierno, niños y adolescentes que están bajo tutela del estado se vieron impactados en sus procesos legales de adopción, y los ciudadanos interesados en formar una familia con ellos debieron esperar para obtener certificados de idoneidad como padres. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Especialistas en temas de adopción coincidieron al señalar para Debate que los menores viven en un constante confinamiento, más allá del Covid-19, en espera de la buena voluntad de jueces y procuradurías de cada estado. Tan solo en Sinaloa, de lograrse 24 adopciones en 2019, este 2020 se alcanzaron únicamente ocho, según las cifras de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes. 

Procesos detenidos

Mayela Sánchez, fundadora Embajadoras y Embajadores Adopción México, mencionó que, en México, el impacto del Covid-19 ha sido muy grande para el tema de adopciones, sobre todo al inicio de la pandemia. Mencionó que fueron cerradas las procuradurías y las fiscalías, y algunos jueces dejaron de laborar, y por ende se detuvieron muchos procesos que ya iban adelantados.

Por otro lado, explicó que muchos procesos de certificación para candidatos a adopción también se vieron afectados: "Podemos saber que hubo un alto a estos proceso, y obviamente los más afectados fueron los niños y las niñas en primera línea. Sí hubo un impacto. Al menos algunos estados están tratando de ponerse al día, ya conforme fueron avanzando los siguientes meses", consideró.

La fundadora Embajadoras y Embajadores Adopción México opinó que los procesos de adopción van a depender mucho de la voluntad de cada uno de los estados, de las procuradurías. Hay estados —dijo— que lo están haciendo formidablemente bien, y hay otros que no: "Creo que esta pandemia lo que ha hecho es poner a cada una de las casas hogar, a todos los niños y a las procuradurías, a enfrentar un nuevo reto que no tenían contemplado, y esto los ha llevado a tomar alternativas para poder seguir teniendo sus procesos de adopción, y esas han sido el uso de las tecnologías", explicó. 

Al respecto, detalló que, con estas herramientas, varios estados han continuado procesos, y consideró viable que se puedan seguir utilizando a futuro, para poder agilizar las adopciones. También dijo que hubo familias afectadas porque su proceso para tener certificado de idoneidad se detuvo, causando frustración en algunos, porque si bien —dijo— en algunos estados los procesos son complicados, la pandemia vino a fortalecer más ese problema que hay: "Hubo reporte de padres que nos hizo saber que se encontraban consternados, sobre todo en un momento de frustración, porque se complican más las cosas; sin embargo, también hemos tenido noticias de papás que han podido concretar aun y en pandemia sus procesos". 

Respecto a las casas de asistencias o casas hogar, Mayela Sánchez destacó que, al detenerse las clases en escuelas, se tuvieron que enfrentar a otros problemas. Comentó que por parte de los cuidadores, pudieron tener el reporte que manejaron el dar contención a los niños por la situación de salud, educarlos de forma escolar, ayudarlos a prevenir el Covid-19 y también muchos donativos que no pudieron hacerse en muchas casas: "De por sí es una situación que nos afecta a todos en general, como sociedad, viviendo en familia, ahora con ellos en una casa hogar, de por sí siempre ha existido un confinamiento para los niños en centros de asistencia social, ahora se dobla el impacto". 

Solo ocho adopciones 

En Sinaloa, alrededor de 264 menores pasarán el fin de año sin regresar con su familia o ser adoptados. Ellos se encuentran a cargo de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes en los 17 centros de asistencia social que tiene bajo supervisión el DIF estatal. 
Este año, de acuerdo con la procuradora en Sinaloa, Claudia Josefina Gámez Verduzco, ocho niños fueron adoptados. Si bien dijo que hubo una cuestión con los juzgados, que cerraron cinco meses y se dilataron algunas cuestiones para liberar jurídicamente a los niños, hasta diciembre del 2020 ese sería el reporte. Sin embargo, esa cifra es dos veces menor que la del 2019, cuando se dieron en adopción 24 niños. 

Con el cierre de juzgados debido a la pandemia por Covid-19, así como por el temor de los ciudadanos, mencionó que pensaron que las adopciones este año ocurrirían en mínima incidencia o que incluso no habría parejas o personas solteras interesadas en adoptar; sin embargo, dijo que sorpresivamente esto no fue así: "La gente, no sé si la misma pandemia los hizo más susceptibles, más consientes, y han acudido de verdad bastantes personas a solicitar lo que es la información. Incluso empezaron sus trámites, y nosotros no nos podíamos detener, de hecho en procuraduría nunca hemos cerrado las puertas a la atención, y esta no va a ser la excepción, el tema de adopciones", mencionó la funcionaria.

Claudia Josefina Gámez Verduzco explicó que en Sinaloa sí se pudieron crear cursos de escuelas para padres, que son para los pretensos padres adoptivos. Aunque en una primera instancia dicho curso se dio en línea, por ahora también hay en versión semipresencial: "Nos ha funcionado. Hemos sacado dos grupos de pretensos padres adoptivos, y nos ha estado funcionado bien", comentó. La lista de padres esperando que un niño pueda ser susceptible de adopción es de 55 parejas y tres personas solteras. Gámez Verduzco indicó que la mayoría de los menores ingresados están ahí por haber sido violentados física o emocionalmente o haber sido abandonados en sus derechos fisiológicos. 

Salud infantil en el confinamiento

A lo largo de la pandemia por Covid-19, indicó que en los 17 centros de asistencia que hay en el estado, incluidos los que pertenecen a DIF Sinaloa, se ha privilegiado la salud de los niños. Las primeras etapas del semáforo, rojo y naranja, dijo que era priorizar que los niños estuvieran en el interior, siempre y cuando se mantuvieran con ocupación. Indicó que se les compartió lo que estaba pasando a nivel de salud y fue muy importante el de las psicólogas de cada centro: "Sí tratamos de perdida de sacarlos al parque, en un carro, y vuelta para la casa, que vean que sigue la vida afuera, pero de una manera bien cuidada", explicó. 

Para ventaja de los centros, mencionó que la mayoría cuenta con un buen sistema de cómputo y algunos tienen áreas de ludoteca, y cada cuidadora ha apoyado a los niños que tienen menos aptitudes para manejar un aparato electrónico. Con lo anterior, los niños han estado regularizando sus clases y en su mayoría llevan buenas calificaciones. Para esta Navidad, comentó que se plantean decoraciones en algunos espacios, posadas entre ellos, escribir la cartita, y el Día de Navidad una cena grande para ellos. 

Efectos emocionales 

Monserrat Dobarro, cofundadora de Orígenes, un grupo de hijos por adopción, compartió con Debate las importantes implicaciones emocionales a las que se tiene que enfrentar un menor que espera ser adoptado, y no solo durante tiempos de pandemia. Monserrat Dobarro indicó que, antes del Covid-19, los menores tampoco tenían familia, y es un tema que está ahí durante todo el año.

Sin embargo, expresó que sí es un hecho que deben esperar aquellos que ya habían avanzado en sus trámites, por el cierre de los juzgados y la detención de casi todo. Consideró que la situación es un poco frustrante para los niños que sabían que pronto iban a estar con una familia; sin embargo, por esta situación no se ha podido dar: "Creo que esto es algo con lo que ellos tienen que vivir en el día a día, y no solo lo tienen que enfrentar en esta pandemia, sino que nosotros vemos que es algo que viene el Día de las Madres, el Día del Padre, el Día del Niño, Navidad, Reyes, y obviamente tiene que ser difícil para aquellos niños que ya están un poco más grandecitos el hecho de no poder estar en todas estas fechas con una familia", explicó. 

Consideró que son los niños de mayor edad quienes pueden salir más afectados emocionalmente. En este sentido, lamentó que la mayoría de las personas que quieren adoptar por lo general siempre buscan bebés. 

Apoyo y comprensión

Desde Orígenes, comentó que comparten historias de los hijos por adopción, cómo se sienten, los que están en búsqueda de sus padres biológicos, el tema del abandono, entre otros. Además, mencionó que muchos padres por adopción los contactan para saber cómo tratar el tema con los hijos, sobre todo cuando son adolescentes. 

La organización Embajadoras y Embajadores Adopción México tuvo un acercamiento a inicios del sexenio con los senadores para lograr sacar adelante la Ley Nacional de adopción. Al respecto, Mayela Sánchez agregó que también sintieron el impacto del Covid-19 para poder concretar acercamientos y acuerdos con funcionarios que permitan, a través de esta ley, homologar los procesos de adopción en el país.

"Cada uno de los estados tiene su propia ley de adopción. Algunos estados y algunos otros se rigen bajo sus propios códigos civiles. Los procesos de adopción son de cierta manera muy disparejos en todo México, pueden diferir desde requisitos, la manera en que los papás obtiene el certificado, el proceso en general, los tiempos, entonces eso es muy variable. Lo principal es que se homologuen", comentó. Indicó que esperan en 2021 retomar el acercamiento y lograr dicha ley.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo