Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Niños toman clases en aulas convertidas en hornos

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Desde temprana hora del día, Olga María llega a su primaria de prisa con la esperanza de poder alcanzar un espacio de sombra bajo una techumbre entre cartones y tela donde a diario toma clases.

Con la frente bañada en sudor y una paleta de hielo en mano para lidiar con las temperaturas, confesó que hace unas semanas poner atención en clase se ha convertido en algo difícil y abastecerse con el aire de una hoja de papel ya no les es suficiente.

"A veces que nos toca tener clases en un salón bajo la sombra, pero no aguantamos el calor, luego si nos sacan debemos pelear por la sombrita y nosotros sabemos que nos podemos deshidratar, a veces nos sentimos muy mal".

Como ella, decenas de niños de la primaria Nueva Creación, ubicada en la colonia Cedros se han expuesto a las fuertes temperaturas, debido a la falta de aires acondicionados y luz en sus aulas, donde se han tomado medidas preventivas para evitar el golpe de calor.

Leticia Anguiano Agüero, directora del plantel, informó que ya van para dos meses que se les recortó su horario normal de clases, saliendo una hora antes de los establecido, también se retiró de la jornada escolar el lunes cívico.

"En los últimos días ha sido un martirio, existen ocasiones en que los niños están tan acalorados que se ponen a llorar, quieren agua, necesitan bañarse o necesitan estar en su casa, por esta razón los dejamos ir más temprano", dijo.

Señaló que a la fecha los pequeños estudiantes han presentado problemas de salud, tales como: dolores de cabeza, mareos, vómito, diarreas e inclusive hasta casos de deshidratación.

"Las autoridades deben venir a sentir la efervescencia del calor y que vean que de verdad ya no podemos seguir trabajando así", dijo.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/bfY4zSN-bag?rel=0" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Fuerte problemática. La falta de aires acondicionados y luz eléctrica, es un problema que ha repercutido fuertemente en diversos planteles del municipio.

En un recorrido realizado por algunos centros educativos de la ciudad se pudo observar como los estudiantes se quejaban en clases y lucían inquietos por las altas temperaturas.

Al respecto el secretario de Educación y Cultura (Sepyc), Francisco Frías Castro exhortó a maestros y directivos a no exponer a los niños al sol.

"Los directores tienen atribuciones para evitar que los niños sean expuestos; los maestros y alumnos tienen actividades extraescolares limitadas, por lo tanto no tienen por qué exponerse así", comentó.

Señaló que a nivel estado se cuenta con un total de cinco mil 800 planteles de educación básica, entre los cuales solamente un 25 por ciento cuenta con aires acondicionados.

"Estamos en la búsqueda de una aportación extraordinaria a la federación, para de esta manera apoyar a un mayor número de escuelas con subestaciones".

Indicó que actualmente la Sepyc destina la mitad de los 140 millones de pesos del presupuesto que se le destina anualmente, para la construcción de subestaciones y lograr que éstas se instalen no es un trabajo sencillo, ya que el costo para solucionar la problemática en los planteles oscila entre un total de 300 a 600 millones de pesos.

Visita nuestro especial para evitar ser víctima del golpe de calor aquí.

Medidas preventivas. Por su parte, Ernesto Echeverría Aispuro, titular de Salud en el Estado recomendó al sector escolar no realizar los actos cívicos debajo de techumbres o al aire libre cuando las temperaturas están muy altas.

Resaltó que todas las escuelas deben contar con un sistema de hidratación para los niños, además de botiquines que cuenten con Vida Suero Oral para cualquier manifestación de insolación que se atienda.

Entre los principales síntomas para identificar el golpe de calor se encuentra el dolor de cabeza, decaimiento, pérdida de sudor y vómito.

"La insolación se presenta constantemente a lo largo del estado, esta temporada es muy importante y la población más vulnerable en esta temporada de verano son los niños que tienen menos reserva de agua".

Por tal razón precisó que ante un posible golpe de calor al pequeño no se le debe mojar la cabeza ya que esto disminuye la posibilidad del organismo de eliminar calor, también se debe tomar agua todo el tiempo, no sólo cuando aparezca la sed y evitar la práctica de la natación pues este entrenamiento también puede conducir a la deshidratación del cuerpo.