Culiacán

No han detectado venta ilegal en otros hospitales

Pacientes abordados en clínicas del IMSS y del Issste aseguran que el único problema detectado es el desabasto ocasional de algunas medicinas

Por  El Debate

El mayor desabasto de medicinas se registra en hospitales adscritos a la Secretaría de Salud.(Foto: El Debate)

El mayor desabasto de medicinas se registra en hospitales adscritos a la Secretaría de Salud. | Foto: El Debate

Aunque admiten que el desabasto de medicamentos es recurrente, derechohabientes del IMSS y del Issste en Culiacán coincidieron con los directores de los hospitales públicos de Guasave, Guamúchil y Mazatlán en el sentido de que no han detectado venta ilegal de fármacos fuera o dentro de las instalaciones médicas, tal como ocurrió y documentó periódico EL DEBATE en los alrededores del hospital general Dr. Bernardo J. Gastélum, en Culiacán.

En un nuevo recorrido ayer por los alrededores del hospital general de Culiacán ya no se observó a los vendedores de medicinas; mientras que en hospitales del IMSS, del Issste y en el Hospital de la Mujer pacientes abordados aseguraron que, aunque los problemas de desabasto son recurrentes, sobre todo en medicamentos controlados y en los de mayor demanda, no han recibido ofrecimientos de venta ilegal.

«Aquí en el IMSS no he sabido que vendan medicinas. No hay tantos problemas de abasto. A veces he escuchado decir que escasea el diazepam o el clonazepam, pero no he sabido que alguien lo venda afuera», dijo una derechohabiente entrevistada afuera de la clínica Humaya, en Culiacán.

En el hospital regional Dr. Manuel Cárdenas, del Issste, en el Hospital General Regional Núm. 1 del IMSS y en la Clínica Núm. 35, todos en Culiacán, tampoco confirmaron la existencia de mercado negro de medicamentos, solo aseguraron que hay desabasto ocasional.

Pacientes del Hospital de la Mujer en la capital sinaloense dijeron no haber detectado la venta de medicamentos de forma ilegal. Lo que sí denunciaron fue que existe mucho desabasto en el área de la farmacia, ya que hay ocasiones en las que no les surten ni paracetamol. Además, una derechohabiente del Seguro Popular dijo estar enferma del corazón y que tiene tres meses que no le dan el medicamento, por lo que ha tenido que gastar de su bolsa.

Condenan venta ilegal

El director del hospital general en Guasave, Jesús Antonio López Rodríguez, calificó como reprobable la irregular venta de medicamentos documentada por EL DEBATE a las afueras del hospital general de Culiacán [vea la nota en https://bit.ly/2EHi658].

Señaló que ese acto es muy deshonesto y vergonzoso, pues la gente que recurre a atenderse en los hospitales generales del estado es la que «vive del diario» y sin servicios, como Seguro Social o Issste, mucho menos con la posibilidad de pagar una consulta privada.

«Afortunadamente, en este hospital no está sucediendo, pero lo que sí puedo decir es que yo repruebo total y contundentemente que se pueda realizar. No lo dudo que se haga, a mí no me consta, pero afortunadamente en el hospital general de Guasave los trabajadores del hospital hasta hacen cooperaciones para poder ayudarle a la gente», expuso.

Región centro 

El director del IMSS en Guamúchil, Marcos Raúl Camacho López, respondió que no se ha tenido algún reporte o denuncia ni se ha presentado venta ilícita de medicamento al interior ni al exterior del hospital. 

El funcionario aseguró que una de las formas en que pueden detectar estas prácticas en el personal médico es en el informe diario de recetas, donde aquellas que presenten grandes cantidades de medicamentos, se excedan de lo normal o presenten medicamentos que los pacientes no están utilizando pueden resultar sospechosas.

Señaló además que en la clínica se cuenta con cámaras de vigilancia, y hasta el momento no se ha detectado una actividad sospechosa. 

En Mazatlán, sin irregularidades

El director del hospital general de Mazatlán Dr. Martiniano Carvajal, Rodolfo Osuna Flores, comentó que la venta ilegal de medicamento es un problema que no se ha detectado en el hospital ni en las afueras, por lo que no puede dar una opinión sobre lo sucedido en Culiacán.
EL DEBATE realizó un recorrido en las calles aledañas en búsqueda de venta de medicamentos irregulares, sin llegar a ver algo.

El galeno apuntó que la compra de medicamento de dudosa procedencia puede producir daños muy severos en las personas que los toman, incluso pudieran causar la muerte.

Aseguró que el abasto de medicamento ha mejorado paulatinamente, y de estar en un 50 por ciento en claves, actualmente tienen un 76 por ciento; y en insumos un 70 por ciento. Sin embargo, admitió que hay días que se llegan a superar las cien consultas, presentándose un desabasto en lo que son antibióticos, paracetamol y «medicamentos muy sencillos».