Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

No hay condiciones en Sinaloa para que se formen autodefensas

SINALOA

Culiacán, Sin.- En Sinaloa hay un gobierno que está resolviendo los problemas de inseguridad y poco a poco se han ido desterrando a los grupos delictivos, por lo tanto no existen condiciones para que se generen o aparezcan los denominados grupos de autodefensa ciudadana, aseguró el director de la Policía Ministerial del Estado, Jesús Antonio Aguilar Íñiguez.

El diputado federal, Carlos Castaños, corroboró que Sinaloa no registra las mismas condiciones de inseguridad, ni sociales, como para que surjan los grupos de autodefensa, por lo cual no consideró como real esa posibilidad.

Lo que se ha hecho. El director de Policía Ministerial del Estado defendió las acciones que el gobierno de Mario López Valdez ha venido realizando en materia de combate a la delincuencia.

"Aquí, a principios de 2009, 2010, en Mazatlán hubo muchos problemas, balacearon restaurantes, quemaron lotes de carros, incluso una ferretería muy famosa también la quemaron totalmente, y toda esa gente lo hacía para amedrentar a la ciudadanía para quererle cobrar cuota".

A partir de entonces, abundó el jefe policial, parte de las acciones realizadas fue trabajar con inteligencia para combatir a las células delictivas y con ello recuperar la tranquilidad de la ciudadanía, reconociendo que el trabajo no ha sido el totalmente requerido porque se presentan problemas en algunas comunidades, pero nada que den motivo para que la ciudadanía pudiera crear lo que en Michoacán llaman grupos de autodefensa.

El diputado Carlos Castaños reconoció que en Sinaloa no existen las condiciones para que la ciudadanía asuma por su cuenta el combate a la inseguridad.

El legislador sinaloense aceptó que Sinaloa no tiene las mismas condiciones que prevalecen actualmente en Michoacán, donde se crearon estas entidades extralegales.

Finalmente, el legislador avaló las acciones implementadas en Sinaloa, aun cuando estas no han sido suficientes para devolver la tranquilidad a la sociedad.