Culiacán

No se debe callar el abuso sexual infantil

El caso de Loma Linda puede ser un ejemplo para que otros niños se atrevan 
a denunciar, dijo experta en abuso sexual infantil

Por  Itzé Coronel Salomón

No se debe callar el abuso sexual infantil(Foto ilustrativa El Debate)

No se debe callar el abuso sexual infantil | Foto ilustrativa El Debate

Sinaloa.- La violencia sexual, si se calla, se perpetúa; y si se habla y se trata adecuadamente, puede ser un motivo de salud emocional, de conocimiento de uno mismo y de desarrollo de todo nuestro potencial, afirmó contundentemente María del Rosario Alfaro Martínez, directora general de la organización Guardianes, especializada en la prevención y el tratamiento del abuso sexual infantil en entrevista para EL DEBATE, en seguimiento a la investigación del caso de abuso sexual a dos niñas en el interior de los baños de una escuela primaria en Culiacán.

Capacitación en Sinaloa

La organización Guardianes estuvo trabajando hace unos años en el estado de Sinaloa en la ciudad de Mazatlán en casi cincuenta escuelas primarias dando talleres a niños, maestros y padres de familia. «En el tiempo que estuvimos trabajando nos dimos cuenta de la gran necesidad que existe de educar en estos temas porque los niños del estado de Sinaloa tienen muchas características de que les hace falta la información adecuada», afirmó Rosario Alfaro.

De acuerdo con la directora general de Guardianes, es importante aclarar ciertos términos cuando estamos hablando de violencia sexual: «A veces tendemos en el lenguaje a disminuir la gravedad del asunto llamándole abuso, acoso o incluso práctica inadecuada». 

Dijo que siempre hay que creerle a los niños y que hay que recordar que como su cerebro se está estructurando, los niños pequeños a veces no pueden distinguir claramente la diferencia entre la realidad y algo que solamente observaron: «Lo primero es creerles. Difícilmente un niño miente en materia de abuso sexual infantil». 

La experta afirmó que hay que tener mucho cuidado de ponerlo a salvo del agresor, de protegerlo, este es el primer paso; si no han pasado 72 horas, se debe ir directamente al Ministerio Público, y después buscar ayuda de un psicólogo capacitado para atender a víctimas: «Lo más importante es decirle a la víctima que lo que hizo está muy bien, que es muy valiente por haber hablado y no revictimizarlo».

Explicó que en estas situaciones no ayuda el que cuenten repetidamente la situación, ya que al repetir una vivencia traumática uno puede confundir hechos: «No se debe minimizar lo que ocurrió en la escuela primaria de Culiacán, ya que el abuso sexual siempre es una situación grave. Es importante que las escuelas estén preparadas antes para prevenir el abuso; y después para saber qué hacer una vez que ocurre», aseguró Alfaro Martínez.

Tipos de violencia sexual

Aclaró la directora de Guardianes que existe la violencia sexual con contacto físico y sin contacto físico; es decir, aquella donde hubo caricias inadecuadas, besos, contacto genital, o no necesariamente tocar las partes privadas o los genitales de los niños y las niñas, «con que tengan un acercamiento erótico físico eso es violencia sexual», aseguró la experta en la materia.

Rosario Alfaro explicó que la violencia sexual sin contacto físico se da muchas veces por las redes sociales, que es el famoso grooming, donde un adulto haciéndose pasar por un niño o una niña les pide fotos para que los niños hagan cosas eróticas o para que observen pornografía o miren escenas sexuales que no son adecuadas para su edad. Eso también es violencia sexual sin contacto físico, recalcó.

Es crucial dar un manejo adecuado al abuso sexual infantil

La especialista comentó que la forma de manejar estos casos para darles una resolución adecuada es muy importante para que no se vuelva a repetir y las víctimas puedan sanar.

Aseguró que el abuso nunca es un hecho aislado: «Me atrevería a decir que estas niñas no son las únicas de este plantel, probablemente hay otros niños que en otros ambientes fuera de la escuela también sufren o han sufrido de violencia sexual», aseguró Alfaro.

La especialista en abuso infantil hizo hincapié en que hay que aplaudirle a las niñas y a la mamá que denunció: «Les aplaudimos por ser valientes, veamos como imitable esta forma de defensa».

Rosario Alfaro dijo que las víctimas de violencia sexual infantil no son un producto dañado y tienen una gran posibilidad de sanar. Se refirió a que aunque no podemos impedir siempre que el abuso pase, sí se puede impedir que deje una secuela emocional grave. Si se atiende a tiempo, no tiene que dejar secuelas, y entonces puede convertirse en una situación reparadora y restaurativa, afirmó.

Sobre el caso de Loma Linda, mencionó que un tratamiento adecuado sobre el caso puede ser una oportunidad de desarrollo y crecimiento para las niñas, sus familias y la comunidad escolar, «y si se pone de ejemplo, puede ser también un ejemplo para la comunidad y el estado de Sinaloa del cómo resuelvan este caso dará pie a que otros niños también se atrevan a hablar», enfatizó.

Atención de la Procuraduría del DIF

De acuerdo con información proporcionada en entrevista telefónica con EL DEBATE por Claudia Josefina Gámez Verduzco, procuradora de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes en el Sistema DIF Sinaloa, se trabaja con un programa preventivo, a través del cual se manejan diversos temas, como abuso sexual, acoso escolar, derechos de los niños, embarazo en adolescentes y otros. Explicó que cuando alguna institución les pide que se aborde un tema específico, así lo hacen. 

La procuradora comentó que en el caso particular de las niñas que fueron violentadas dentro del baño de una escuela primaria, han estado trabajando en torno a esto, en conjunto con las autoridades escolares desde el día que tuvieron conocimiento: «No te voy a decir que desde el día que pasaron los hechos, porque realmente tuvimos conocimiento a través de los medios», aclaró Gámez. 

Además, dijo que, en el caso de las niñas agredidas en la primaria de Loma Linda, además del abuso sexual, están atendiendo una situación de acoso escolar: «Con sus compañeros se está trabajando. Los niños que se enteraron de lo que pasó no piensan, a veces se ríen, y esto es algo que la madre de una de las niñas nos pidió que atendiéramos». 

También explicó que la madre denunciante y su hija se encuentran por el momento fuera, pero a su regreso se dará atención psicológica a la menor y dijo que la otra niña que fue víctima de este hecho ya está siendo atendida por la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes. 

La procuradora dijo que existe mucha apertura hacia ellos por parte de la madre que denunció el abuso: «La molestia de la señora fue con la Fiscalía de que no se siguieron los protocolos. Se está trabajando con el entorno. Autoridades escolares y papás tenemos que trabajar en conjunto», comentó Claudia Gámez. 

Aseguró que no tienen conocimiento de otros casos similares por el momento y que afortunadamente con las autoridades escolares tienen muy buena comunicación, ya que es común que atiendan casos de bullying en conjunto con ellos.

¿Qué es lo que hay que hacer cuando sabemos que un niño está sufriendo abuso sexual?

La experta en prevención al abuso sexual infantil Rosario Alfaro comentó para EL DEBATE que lo principal es identificar los siguientes síntomas: 

Se produce un cambio de comportamiento, conducta y actitud. Los niños que son extrovertidos se vuelven más introvertidos, pueden tener aislamiento excesivo, pueden tener cambios bruscos de comportamiento o de carácter, como cambios de humor, enojo constante, tristeza profunda o miedo.

Generalmente, una víctima de abuso va a estar muy enojada, comienzan a abusar o golpear a otros niños, la emoción más fuerte es el enojo o la rabia.

Pueden tener también comportamientos sexuales explícitos, seductores o tener información sexual que a su edad no es la adecuada; tener masturbación excesiva o tocarse mucho sus partes privadas, jugar con sus juguetes o con otros niños de una forma sexual explícita.

Cuando hay comportamientos de naturaleza explícita, aunque sean niños de la misma edad, puede ser que uno de ellos esté sufriendo abuso y por eso está teniendo estos comportamientos eróticos y explícitamente sexuales, a veces dibujan escenas sexuales , pueden tener pesadillas, terrores nocturnos, temor inexplicable a personas, lugares o no querer hacer actividades que antes disfrutaban mucho.

Presentan problemas en la escuela sociales o cognitivos, falta de concentración, dificultad de memorizar cosas, incluso se pueden volver más estudiosos o aplicados; o, por el contrario, que no quieran aprender. 

En casos más severos, los niños ocasionan daño físico a ellos mismos, a sus juguetes, a las cosas, a las mascotas o en algunos casos intentos de suicidio o ideación suicida. 

«Si vemos gran cantidad de estos síntomas en un niño o niña, es necesario poner mucha atención y escucharlos más que preguntarles o sugerirles cosas, lo principal es escucharlos y tratar de entender».

Los datos

Acoso escolar

De acuerdo con Claudia Gámez, procuradora del DIF, se busca educar a los niños para que no revictimicen con burlas a sus compañeros que han sido víctimas de abuso.

Maltrato

En casi cincuenta escuelas primarias de Mazatlán se aplicaron pruebas para detectar maltrato y abuso infantil por parte de la organización Guardianes de la CDMX.

Grooming

Práctica de violencia sexual, en la que un adulto se hace pasar por un niño para pedir fotografías eróticas a niños o compartir pornografía por internet.

Cronología

2/9/2019.- Un sujeto se introdujo al baño de una escuela primaria y atacó a dos niñas en el sector Loma Linda. Las niñas lograron escapar, pero el sujeto huyó.

3/9/2019.- La madre de una de las niñas denunció el hecho ante el Ministerio Público, y al tener una atención insensible decidió hacerlo del conocimiento público para que no le pase lo mismo a otras niñas.

11/9/2019.- La Fiscalía General del Estado no tiene aún avances que se puedan compartir de manera pública relativa a la investigación de este caso.

18/9/2019.- El secretario de Educación dijo que se están implementando los protocolos necesarios, pero que hace falta personal de vigilancia. También expresó que no se puede aislar a las escuelas de la inseguridad local.

4-20/9/2019.- EL DEBATE ha consultado a investigadores y ONG especializadas en abuso, psicólogos y psiquiatras, a la vez que a senadores, diputados federales y locales, a las autoridades de la Sepyc, de la Fiscalía, de la Procuraduría del DIF y colectivos defensores de los derechos de mujeres y niñas en Sinaloa.

Importante buscar atención especializada en abuso sexual infantil

La especialista en psicoterapia infantil Linnette Lara Hernández, quien tiene amplia experiencia atendiendo casos de violencia sexual infantil, aseguró que cuando en la familia se viven este tipo de experiencias, atraviesan un proceso muy tardado que se complica cuando se ven sin apoyo de los funcionarios públicos a quienes acuden durante los procesos legales.

En cuanto a lo psicológico, el procedimiento es derivarlos con un terapeuta donde se valoran los daños causados, explicó: «Hay que acudir primeramente al especialista. Hay muchos tipos de psicólogos, pero si no encuentran uno especializado en el tema, no hay una sanación adecuada». 

La especialista dijo que, dependiendo el grado de la situación se tiene cierta resonancia a futuro y depende también qué tan traumática haya sido la experiencia y cómo la vivió la persona que haya sufrido un abuso.

Lamentablemente, en México no hay muy pocas instituciones que se especialicen en el tema y que se encarguen de dar una atención de calidad. Para la experta, es importante actuar inmediatamente, pero, aunque las señales son muy claras, no siempre se detectan a tiempo, ya que algunos síntomas podrían tardar meses o años en aparecer, y si no se lleva tratamiento adecuado, pueden terminar en suicidio o adicciones al alcohol o a las drogas.

La psicóloga recomienda a los padres que se eduquen para que sean capaces de detectar estas señales, pero también para no restar importancia a las formas de abusos, que si bien no es lo mismo un tocamiento que una violación sexual, siendo esta última una experiencia más traumática, no se debe restar importancia a los tocamientos: «El tema entre los adultos es tabú y es mejor que nadie se entere o nadie sepa, no se le da la importancia que debe, creen que por ser niños no lo entienden o consideran que cuando no hay violación es menos grave. Al no darle el grado de lo que es el delito, no se le da la misma importancia, ni a la víctima ni al tratamiento. En las instituciones dan tres o máximo seis sesiones terapéuticas, y esto no es un problema que se atienda en tan corto tiempo», recalcó. 

Lara Hernández explicó que, desde su institución, se trabaja el tratamiento a víctimas, pero también la prevención a través de talleres, en escuelas que solicitan sus servicios. En cuestiones de tratamientos, la institución puede ofrecer trabajo terapéutico con los padres para que realicen el acompañamiento adecuado con sus hijos, ya sea desde el ámbito familiar o escolar: «Se trabaja con toda la familia. Si se trata de niñas que toman un rechazo hacia la figura masculina, se trabajan estos miedos. Pero el trabajo con las víctimas, los pequeños, es terapia individual». 

Linnette comentó que es necesario estar en capacitación constante para atender de manera eficiente cada caso, pues en Kliné también se realizan peritajes para determinar el daño emocional o moral que ha sufrido un menor a raíz de este tipo de eventos traumáticos, incluso para determinar las custodias, cuando el agresor es uno de los padres, pues puede ser necesario detener convivencias o ejercer acción penal.