Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Organismos llaman a que se regulen negocios de chatarra

SEGURIDAD

Culiacán, Sin,- Organismos sociales exigen a la autoridad municipal que regule los negocios donde se compra chatarra y fierro viejo y que se sancione de forma fuerte a aquellos en donde se detecte la compra de objetos robados.

Critica tibieza. Martín Arámburo, presidente de la organización social Monitor Ciudadano, criticó la tibieza con la que actúan el Ayuntamiento y la Japac ante los robos de cable y alcantarillas, pese a que los ladrones, asegura, ponen en riesgo a la ciudadanía. Indicó que una medida para evitar la compra de los objetos robados es que se obligue a los negocios a solicitar la credencial de elector y llevar un registro de los vendedores, aunque los dueños de los establecimientos, asegura, saben bien que las tapas de alcantarillas y los kilos de cobre, así como los medidores de agua que les llevan son robados.

Martín Arámburo, lamenta que la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Culiacán le esté cobrando a los usuarios los medidores que son sustraídos, porque dijo que los mismos son de la Junta no del usuario, y muestra de ello, aclaró, es cuando la Japac corta el agua se lleva el medidor.

También llama al alcalde a tomar acciones más radicales contra el robo de cable, pues señala que hay ocasiones en que camellones completos quedan sin luz debido a esta mala acción. Por otras parte, resaltó que en la actualidad no se puede dejar sola una vivienda por una semana porque el dueño la encuentra sin cables, sin tuberías y sin medidor del agua.

También aplaude que haya operativos en los yonques, ya que dijo esta es una buena medida para que en estos lugares no se compren partes de carros robados.

Que se reforme la ley. En este tema, Luis Rosales Zagal, presidente de la Comisión Independiente de Derechos Humanos, llama al Congreso para que impulse una ley que regule a los negocios de chatarra en donde llegan objetos robados.

Dijo que se puede apreciar que los amantes de lo ajeno destruyen casas para quitar el cobre y la varilla y actúan con toda impunidad.

"Si no se detiene a este tipo de negocios, los robos van a crecer y llegará el momento en que no se pueda controlar, no es justo que los ladrones estén dejando sin cableado a escuelas y a particulares para vender el cobre a unos cuantos pesos", dijo.