Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

PGJE: Sujetos incendian la casa donde muere un menor

CULIACÁN

Los dos menores fueron trasladados al Seguro Social, uno murió y el otro se encuentra grave Foto: EL DEBATE.

Así luce la casa de la colonia Benito Juárez de Culiacán, que fue incendiada por desconocidos y donde al interior se encontraban dos niños.

El día de los hechos se generó una fuerte movilización.

El domicilio quedó completamente quemado.

Culiacán, Sinaloa.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) acreditó que el incendio de la casa de la colonia Benito Juárez donde murió un niño de 4 años y que dejó graves lesiones en un niño de 10 fue provocado.

El procurador general de Justicia del Estado, Marco Antonio Higuera Gómez, reveló que se tiene confirmada la participación de sujetos desconocidos.

Destacó que los avances que se tienen es la plena identificación de la unidad en la que llegaron los desconocidos hasta el domicilio de la calle Venustiano Carranza, número 1033, entre Privada E e Ignacio Ramírez.

En entrevista con EL DEBATE, el fiscal reveló que la institución ha destinado especialmente a dos grupos de investigadores para esclarecer y dar con el rápido paradero de los responsables.

El funcionario estatal reveló que mediante las investigaciones de campo y pruebas periciales se tiene bien definida la mecánica de los hechos, sin embargo, omitió revelarla por la secrecía del caso.

"Hay dos grupos encargados de la investigación y tenemos datos claros de lo que ocurrió", aseveró.

Higuera Gómez descartó que el incendio haya sido provocado mediante el uso de algún artefacto explosivo.

A la espera. Sostuvo que anteponiendo la salud del menor Iván, el Ministerio Público esperará hasta que el lesionado evolucione satisfactoriamente para poder interrogarlo de los hechos.

"Estamos esperando la recuperación que tenga el menor lesionado, porque es de importancia recabarla de manera directa; no tenemos la información directa, sino lo que manifestó un tercero", advirtió el procurador de Justicia del Estado.

Tristeza irreparable. En una funeraria se veló al pequeño que falleció a causa del incendio, en el lugar se percibía un ambiente triste, en el rostro se podía notar la impotencia y la incredulidad de las personas que observaban el ataúd del pequeño.

Afuera de la sala esperaban familiares del pequeño; la tristeza evidente y la pregunta constante es: "¿Por qué?, si son tan pequeños".

"Los niños estaban en casa de mi mamá (abuelita de los pequeños) y salió un momento; como uno de los niños está más grandecito, los dejó juntos. Faltaba una niña, pero esta no quiso ir, se quedó en su casa.

"La verdad no sé de qué manera se introdujeron a la casa, pero los amordazaron, les pusieron cinta 'canela' en los bracitos, la cabeza; les taparon la boca, los encerraron en un cuarto, rociaron diesel por toda la casa y como que arrojaron una granada, y se encontraron casquillos".

Eran tres. "El niño dijo que eran tres hombres los que se habían metido y lo que les habían hecho", contó.

La familiar de los primitos, indicó que fue un vecino quien sacó al menor más grande, pero al otro no lo encontraban, pues se metió debajo de la cama.

Agregó que el niño fallecido no sufrió quemaduras, pero con el humo se intoxicó, lo que le provocó la muerte.

Daños materiales. Varias horas después que fue prendida la vivienda de la colonia Benito Juárez, en la que un niño perdió la vida y otro más resultó lesionado, aún se pueden ver las marcas en las paredes, techo y las ventanas de lo que fue un infierno.

La casa marcada con el número 1033, que se ubica por la calle Venustiano Carranza, entre privada E e Ignacio Ramírez, dio un giro inesperado, cuando las risas de los pequeños fueron truncadas.

Al ingresar al inmueble, se puede apreciar los daños provocados por el fuego, donde se observa la zona donde trabajaron los bomberos en busca del origen del siniestro, aún se alcanza a respirar el olor a quemado de algunos muebles.

"El niño más grande se encontraba en la parte del frente y el más pequeño en un segundo cuarto", así lo manifestó un familiar.

Las llamas arrasaron parte de los cuadros, sillones, mesas y parte de la cocina.

El lugar fue visitado por personal de periciales en busca de los indicios que permitieran dar con los presuntos responsables de la agresión.

"El niño que falleció lo conocíamos como "El Chino", y era un niño muy alegre; sus juguetes están en la funeraria", señalaba el familiar que solicitó justicia y que den con los responsables de los hechos.

De lo publicado sobre los hechos por este medio, se informó que al inmueble arribaron sujetos armados, presuntamente buscando a un joven, a quien no pudieron localizar.

Por lo anterior, sometieron a los niños, les encintaron la boca y los encerraron, para luego prenderle fuego al interior de la vivienda.

Los informes proporcionados señalan que los responsables huyeron a bordo de una camioneta Caravan gris, con placas de circulación VMZ-1097.