Culiacán

Pacientes con cáncer piden que les den tratamiento

Denuncian que acelerador lineal del Instituto de Cancerología se descompone continuamente

Por  Angelina Corral

De forma civilizada y amable, los inconformes buscan ser atendidos por las autoridades.(Foto: El Debate)

De forma civilizada y amable, los inconformes buscan ser atendidos por las autoridades. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Personas que sufren cáncer se plantaron ayer en el Palacio de Gobierno para pedir al gobernador Quirino Ordaz Coppel y al secretario de Salud, Efrén Encinas, que arreglen el acelerador lineal del Instituto Sinaloense de Cancerología. 

Francisco Paredes Velázquez, quien habló por los inconformes, indicó que de manera continua se descompone el acelerador, por lo que personas que tenían hasta once horas esperando su tratamiento se tienen que regresar a casa sin recibirlo, además de retrasar el alivio porque las terapias no son de forma continua y les hacen perder mucho tiempo, agregando a esto que es muy cansado permanecer tantas horas en espera para nada. 

Paredes Velázquez también dijo que se requiere de aparatos adecuados y modernos para su tratamiento porque algunos ya son obsoletos. En el caso del acelerador lineal, lo que les dicen es que las piezas que se requieren para arreglarlo están en la frontera y no las pueden cruzar.

En lo que se refiere al personal médico y radiólogos, dijo que les dan una excelente atención. 

De las personas que ayer fueron al Palacio, la mayoría era de la tercera edad y sufre cáncer de mama, de pelvis o de cara. 

Otro caso

En entrevista en otro lugar, Olga Ojeda, encargada de un albergue de personas que padecen cáncer, señaló que ha sido testigo de las deficiencias y las fallas que ha presentado el equipo del Instituto de Cancerología. 

Actualmente atiende una paciente que al mes alcanza a recibir únicamente una atención en radioterapia, lo que ha repercutido severamente en su salud.

Debido al estado crítico que conserva, la ausencia del tratamiento oportuno está afectando la recuperación. De acuerdo con la versión de la paciente, durante el periodo de espera, encargados de la operación de los equipos le informan de último momento que los aparatos no pueden realizar la atención. 

En este tema, el gobernador Quirino Ordaz comentó que el problema es que la máquina se descompone por el exceso de trabajo, y para poder brindar mejor atención se requiere una nueva, pero cuesta 100 millones de pesos. Dijo que en un par de semanas podría quedar arreglada.