Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Padre se convierte en héroe de sus hijos

DÍA DEL PADRE

Culiacán, Sin.- Con nueve hijos, cinco de ellos invidentes, Rosendo Sáenz tiene mucho qué festejar, pero lo hará trabajando.

Junto a su esposa, Josefina, se enfrentó a la difícil realidad de comprobar cómo cinco de sus hijos fueron perdiendo la vista, apenas en los primeros años de la vida de cada uno, situación que lejos de derrumbarlo terminó tomando como inspiración para luchar día a día para sacarlos adelante.

"Yo tengo mucho cuidado con ellos, he batallado mucho con la familia, pero nunca me he rajado, nunca jamás"

Encargado del cuidado de las instalaciones de la palapa de Japac desde hace trece años, después de haber desempeñado diversos oficios como jornalero y cargador, Rosendo ha encontrado la simpatía de sus compañeros de trabajo y vecinos de La Higuerita, poblado de donde es originario y donde vive con su familia, respaldo que se ha ganado en su lucha de darle a sus hijos, Roberto, Rosendo, Ofelia, Jesús Manuel y María, una vida digna a pesar de su condición de invidentes.

El hallazgo. En aquellos años, el propio Rosendo fue quien con pura observación empezó a sospechar que algo pasaba con sus hijos, cuando estos tenían cerca de tres años. " Lo decía a mi esposa, oye mujer estos niños no ven, les tiraba monedas y no daban con ellas".

Al darse cuenta que ya eran dos de sus hijos quienes no veían, recuerda cómo le sugirió a su esposa el no tener más familia, a lo que ella se negó, lo que dio lugar a que llegaran tres niños con las mismas características.

Estudios médicos, incluso en el extranjero, con el apoyo de organizaciones terminaron con eliminar con cualquier posibilidad de devolverles la vista a sus cinco hijos, hoy adultos.

Pero fue el gusto por la música, el que le dio un desfogue ante la adversidad; "Yo me puse a buscar pistas para cantar, para no estar pensando nomás en eso".

Derrumba mitos. Para el sociólogo Tomás Guevara, historias de vida como la de Rosendo son la muestra viva de lo que sucede anónimanente en miles de hogares sinaloenses, donde el jefe del hogar se convierte en una especie de héroe, desmitificando la leyenda negra del sinaloense violento, el cual es un héroe prefabricado. "Esas historias nos muestran lo que yo pensaría que es la verdadera cara de las sociedades, pero que se eclipsan ante los sucesos de alto impacto."