Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

«Pensé que la camioneta nos iba a matar»

CULIACÁN

Culiacán, Sin.-Pensé que la camioneta nos iba a matar, nos pasó por un ladito, sólo alcancé a ver que la gente corría y que la camioneta iba tumbando todo, dijo con voz entrecortada uno de los testigos del accidente, luego soltó el llanto y abrazó a una joven que también había salido bien librada en los hechos.

¡Maldito, venía bien recio y no se detenía! lo bueno que no mató a nadie.

Las sirenas sonaban y más ambulancias llegaban, corrían de un lado a otro.

Unas personas ayudaban a otras, mientras que otras se quejaban de las lesiones que presentaron al ser arrolladas por la camioneta.

Algunas personas que se enteraron del accidente llegaban apresuradas abrazando a las personas que sabían que se encontraban en el lugar.

Llorando daban gracias a Dios de que estaban sanos y salvos, de que no les había pasado nada y, a su vez, se preguntaban cómo había sucedido el accidente.

Ante la escena de destrucción que había quedado, no daban crédito a lo que había pasado.

Decenas de arreglos florales estaban regados por doquier y los techos de los negocios destruidos.

Varias de las personas esperaban a que los paramédicos los atendieran, uno a uno eran subidos a las ambulancias.

Otros más no esperaron la ayuda y decidieron mejor trasladarse por su propia cuenta.

"El conductor le venía sacando la vuelta a todos los carros, creo que quería llegar muy rápido a donde iba el hombre, a mi hijo se lo llevó la Cruz Roja porque sangraba mucho del ojo", dijo otra persona.

"Sólo nos hicimos a un lado, pero otros no alcanzaron a hacerlo, la camioneta los aventó para dentro de la florería", dijo otro de los empleados del lugar.

Varios de los testigos coincidían en que la suerte había estado de su lado y que lo bueno de todo lo que había pasado era que nadie había muerto, ya que el accidente no era para menos.