Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Persiste trabajo infantil en Sinaloa, buscan erradicar problemática

SINALOA

El Inegi informa que los niños, en su mayoría, inician su vida laboral a partir de los cinco años.

Culiacán, Sin.- "Mi primer recuerdo desde que era pequeña siempre han sido largas jornadas de trabajo. Mi mente nunca se ha puesto a pensar en la posibilidad de estudios, mucho menos en qué me gustaría ser en la vida", citó Quetzalli.

Desde la banqueta de una de las calles del centro de la ciudad, sentada sobre un bote y protegiendo una pequeña vendimia de pulseras de piedras que van desde la fantasía, hasta el fino corte de cristal, Quetzalli, de 15 años, relató cómo desde que era una niña inició a trabajar junto a sus cinco hermanos.

Compartió cómo en base a la enseñanza de una de sus hermanas tuvo que aprender a hacer pulseras, las cuales vende en distintos puntos del centro de la ciudad, donde, en diversas ocasiones, se ha enfrentado a las autoridades.

"Vienen y me dicen que si porque estoy vendiendo en la banqueta, que está prohibido, yo lo único que hago es tomar mis cosas y moverme hacia otro punto, pues tengo qué trabajar, gracias a Dios nunca me han asaltado, ni dado un susto, yo lo único que hago es aportar para el sustento de mi hogar".

Jornadas infantiles. En México, el trabajo infantil sigue representando un fuerte problema que afecta a miles de niños, los cuales realizan diversas actividades que son una amenaza para la salud, la seguridad o el desarrollo moral, y se encuentran en condiciones de trabajo forzoso.

En un estudio presentado por el Instituto Nacional de Estadística e Información Geográfica (Inegi), se dio a conocer que hasta el 2011 existen aproximadamente tres millones de niños y niñas de cinco a 17 años que realizan alguna actividad económica, lo que representa una tasa de ocupación de 10.5 por cada 100 niños.

En el país existe un total de 28.9 millones de niños, donde tan sólo en el estado de Sinaloa radican más de 667 mil, de los cuales se estima que un 12.5 por ciento se encuentra ocupado en alguna actividad laboral.

El Inegi informó que los principales motivos que impulsan a los niños al trabajo pueden derivarse de la situación económica que enfrentan en su hogar, ya que 27.9 por ciento de la población infantil de cinco a 17 años declaró que trabajan porque necesitan conseguir recursos para poder estudiar y cubrir sus propios gastos, un 15.5 por ciento para aprender un oficio, mientras que el 13 por ciento buscan contribuir con el ingreso de sus hogares.

Buscan erradicar problema. Con motivo del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, Jhenny Judith Bernal, secretaria ejecutiva de la Comisión de Derechos Humanos y Derechos de los Niños en Sinaloa, precisó que la erradicación del trabajo infantil en el Estado, es un problema que se está enfrentando en conjunto con gobierno, órganos del estado y sociedad civil para poder lograr avances.

Sin embargo, sigue siendo de suma importancia concientizar a las personas para lograr que se llegue el día en que no exista ni un sólo niño trabajando en las calles, tampoco en los campos y lograr que estos reciban la educación que se merecen.

"No es una problemática que se va a erradicar de hoy a mañana, pero se está trabajando en efecto de lograr que los niños no terminen su vida en campos agrícolas, sino que la concluyan bajo los estudios y con una digna profesión", dijo.

Por su parte, Marlon Martín Verduzco Peregrina, encargado del Programa de Atención a Menores y Adolescentes en Riesgo (Pamar), indicó que a través de este y en conjunto con el Sistema DIF Sinaloa, se ha logrado rescatar a varios infantes del trabajo en las calles.

"Personal del DIF, del área de Pamar, hace recorridos por las calles de los 18 municipios del estado, donde buscamos abordar a estos menores que encontramos trabajando en las calles para hacerles una entrevista, tomar sus datos y acudir a una visita con sus padres", dijo.

Martín Verduzco comentó que durante estos recorridos han logrado detectar que luego de la situación económica, la falta de atención de los padres de familia es otro factor que influye para que los niños trabajen en las calles.

Por tal motivo, compartió que el trabajo de Pamar consiste en lograr que estos niños dejen estos espacios, ofreciéndoles pláticas donde se les orienta sobre la importancia de recibir estudios en la vida.

"Hacemos todas las gestiones necesarias para que el menor deje las calles y regrese a clases, nos conformamos con que sólo deje de trabajar".

Recalcó que mediante el Programa de Atención a Menores y Adolescentes en Riesgo de la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia, se han otorgado de 2011 a la fecha, 741 becas educativas a menores trabajadores y en riesgo, con el objetivo de erradicar

el trabajo infantil.

Hasta el momento, en base a esta atención, también se ha logrado erradicar por completo del oficio en las calles un promedio de 50 niños al año.